Internacionales | Rusia | Ucrania | Advertencia

Washington desconfía de las intenciones de Moscú

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, afirmó ayer que su país duda de la "seriedad" de Rusia durante las negociaciones que mantienen sus representantes con pares de Ucrania con el fin de poner fin al conflicto bélico que mantienen.

"No he visto nada que sugiera que se esté avanzando de manera efectiva, porque no hemos visto señales de una seriedad real" por parte de Rusia, dijo Blinken en una conferencia de prensa en Rabat, capital de Marruecos, donde también pidió a Rusia que ponga fin inmediatamente a la guerra en Ucrania.

"Una cosa es lo que Rusia dice y otra lo que Rusia hace. Miramos esto último", advirtió el jefe de la diplomacia estadounidense en declaraciones citadas por el sitio alemán DW.

También sentenció: "Lo que Rusia hace es seguir brutalizando a Ucrania y a su pueblo, y eso sigue ocurriendo mientras hablamos".

Blinken estuvo presente este lunes en una histórica cumbre entre Israel y países árabes y arribó ayer martes a Marruecos con el fin de consolidar una asociación estratégica en la región.

El funcionario de la administración de Joe Biden fue recibido por su homólogo marroquí Nasser Bourita, que también estuvo el lunes en la reunión en Israel del estadounidense y los ministros de Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto.

“No toquen nada”

El ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, les advirtió a sus delegados que "no coman, no beban, ni toquen nada" en la nueva ronda de negociaciones entre Ucrania y Rusia que se lleva a cabo en la ciudad turca de Estambul.

Esta advertencia se da luego de la noticia en la que se indicó que el magnate ruso Roman Abramovich y dos delegados ucranianos sufrieron síntomas de envenenamiento tras la reunión realizada en Kiev a principios de marzo.

Según los médicos que los atendieron, los tres padecieron síntomas de ojos enrojecidos, lagrimeo constante y molesto y descamación en la piel de las manos y la cara, pero ninguno de ellos corrió riesgo de vida y su salud fue evolucionando favorablemente.

En las últimas horas expertos alemanes señalaron que la poca dosis que recibieron significó una advertencia por parte de Vladimir Putin, algo que ya ha hecho en otras ocasiones.

"Abramovich se ofreció como voluntario para desempeñar este papel de intermediario honesto, pero otros oligarcas habían declarado cierta independencia de la posición del Kremlin y criticado la guerra", sostuvo Christo Grozev, investigador principal.

“Por lo tanto, bien podría verse como una señal de advertencia para que no se unan a las filas de los que disienten y no sean demasiado intermediarios honestos”, añadió Grozev.