Manifestantes de la organización social FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) realizaron ayer una protesta en Plaza de Mayo, que se extendió hasta las rejas de la Casa Rosada, donde denunciaron que "la economía de los barrios populares está quebrada" y reclamaron al Gobierno "políticas de contención de la pobreza".

Se trató de una "jornada de lucha" del FOL en distintos puntos del país, bajo la consigna "El salario ha muerto, volvió el truque".

"Los trabajadores de las organizaciones sociales volvemos al trueque, para poder llegar a fin de mes. Producimos todos los días, a lo largo y ancho del país, pero igual somos cada vez más pobres", sostuvieron en un comunicado.

Y dijeron: "La mitad de las familias del país somos pobres, mientras que un pequeño puñado de agroexportadores, bancos y poderosos empresarios aumentan obscenamente sus ganancias, con la condescendencia del Gobierno".

La coordinadora del FOL, Marianela Navarro, le dijo a NA que durante la protesta en Plaza de Mayo no se acercó ningún enviado de algún funcionario del Gobierno para recibirlos.

"No hay nada de diálogo con el Gobierno y acá no vino nadie a hablar con nosotros", sostuvo Navarro, quien además confirmó que a las 18 iba a levantarse la protesta.

La dirigente agregó: "No hay políticas de contención de la pobreza, las últimas estadísticas del INDEC dijeron que hay 17 millones de pobres en el país".