Policiales | Salta | cocaína | Gendarmería Nacional

Salta: detuvieron a un gendarme con 300 kilos de cocaína

El hecho se produjo en horas de la madrugada del domingo en la Ruta 5, en la localidad de General Pizarro

Un miembro de Gendarmería Nacional fue detenido por efectivos de esa fuerza federal con 300 kilos de cocaína cuando se trasladaba en su camioneta por la ciudad de General Pizarro, Salta, e intentaba fugarse de un control vehicular.

El hecho se produjo en horas de la madrugada del domingo último en la Ruta 5, muy cerca de un santuario del Gauchito Gil, cuando un cabo de 31 años fue abordado por sus compañeros, quienes realizaban patrullajes viales, a la altura de Las Lajitas.

Allí, los gendarmes le indicaron al conductor de una camioneta Volkswagen Amarok que se detuviera.

El ahora apresado detenido se encontró de golpe con este control vehicular y pisó el acelerador para fugarse, pero fue alcanzado por los uniformados que le ordenaron descender del rodado.

Los efectivos abrieron la parte trasera de la camioneta, con dos testigos presenciales, y hallaron siete cajas con ladrillos de polvo blanco, envueltos en cinta amarilla.

El pesaje final fue de 303,820 kilos y la sustancia dio positivo en cocaína.

En el operativo, además, secuestraron 500 mil pesos, dos teléfonos celulares y documentación de interés para la causa, al tiempo que incautaron la camioneta en cuestión.

El gendarme, que viviría en la localidad bonaerense de San Miguel es investigado porque formaría parte de una banda con nexos en Misiones, Orán (Salta), Capital Federal y el partido bonaerense de Lanús.

Este sujeto sería hermano de un ex agente de Gendarmería Nacional que fue desplazado tras ser detenido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en la localidad misionera de Azara, en una causa por presunto lavado de dinero, informó el portal del Diario de Tartagal.

Ese grupo se dedicaría a la venta de vehículos e inmuebles y cambio de divisas en esa ciudad y en la triple frontera con Paraguay y Brasil.

Los investigadores creen que en esta ocasión, la droga de la banda narco ingresaba a través de Orán, en el límite con Bolivia.

Interviene en el hecho la Fiscalía de Asuntos Complejos, a cargo de Ricardo Toranzos y Carolina Araoz Vallejos, quienes solicitaron que el gendarme quede detenido e incomunicado.