Salud | incremento | pandemia

Aumentó 41% la atención en los Caps

Crecieron las prestaciones, pero también asisten vecinos con obra social que no pueden atenderse en el sector privado

Un notable incremento en las atenciones sanitarias se advierte en los diferentes centros de salud municipal que tiene la ciudad, y que llevaron en el lapso de un año a una suba del 41%. De hecho, el último relevamiento realizado, que incluye hasta marzo del presente año, refleja además un aumento en la cantidad de personas que recibieron asistencia médica.

La ciudad cuenta con 10 centros de atención primaria distribuidos en los diferentes barrios, a los que se les suman el Hospital Encuentro y el Hogar de Ancianos. En materia de atenciones, de las 17.693 efectuadas en marzo del año pasado se llegó a 25.109 en marzo último. Esta cifra es la más alta del período comprendido entre un año y otro (la más baja fue abril de 2020, con los primeros días de la pandemia, cuando se concretaron 15.080 atenciones).

Esas atenciones fueron efectuadas en un total de 13.940 vecinos en marzo pasado; mientras que en 2020 la prestación había alcanzado a 11.225 villamarienses. Para el titular de la cartera de Salud, Pedro Trecco, el incremento tiene diferentes causas, entre ellas una variedad de prestaciones que se sumó a las preexistentes.

“Los equipos interdisciplinarios se aggiornaron. Tuvimos que modificar todos los dispositivos que teníamos en práctica”, mencionó y recordó que el año pasado cuando empezó la pandemia “la gente dejó de ir a los Caps, entonces los readaptamos y ahora va nuevamente”.

Consideró que en los centros de atención se mantiene todo el circuito extracovid, “con dispositivos adaptados y mayores prestaciones”. A estos beneficios logrados por el impulso municipal se le suma la crisis económica que atraviesa el país y que termina siendo un condicionante para quienes demandan atención médica. “No podemos negar las dificultades económicas de la gente, que a veces va con obra social a atenderse a la parte privada y le cobran algún co-seguro, que nosotros no lo hacemos”, indicó Trecco.

“A estos dos elementos se les suma que hace cinco años que estamos trabajando con un protocolo de capacitación en servicio, que incluye la mejoría en la calidad de atención. Y no es sólo dar atención científica, sino humana. Entonces la gente nos termina eligiendo en su barrio”, remarcó, dando cuenta de la importancia de disponer de agentes sanitarios capacitados, no sólo en la atención médica, sino también en el trato cordial con los pacientes.

Trecco confirmó que en el último tiempo se logró un incremento en las prestaciones, que permite sumar más atenciones en los barrios. Pero además, “agilizamos el expendio de medicación crónica. Por ejemplo, los hipertensos crónicos ya no tienen que ir a la farmacia de la Asistencia a buscar los medicamentos, sino que mensualmente desde la farmacia se distribuye a los Caps en base a un protocolo de seguimiento de los crónicos. A fin de mes se distribuye a cada centro barrial”.

Adelantó que en la actualidad se encuentran abocados a un proyecto “mucho más interesante”. Se trata de un avance en el sistema Angel que el Municipio tiene junto a las clínicas. “Progresamos del nivel 2 al 4; ya cerró el convenio y eso nos permitirá un entrecruzamiento de datos en el cual las variables de salud van a trascender lo biológico y ya vamos a estar analizando conductas que tienen que ver con el medioambiente, lo social. Entonces nos ayudará más al ideal de prestación que nosotros aspiramos”.

Entendió que avanzada su aplicación, el sistema facilitará los trabajos de prevención y detección. “Vamos a trabajar en promoción de la salud. No nos olvidemos que hace tres años Villa María recibió la distinción de ciudad saludable, y a eso hay que sostenerlo en el tiempo. Esta pandemia nos dio la oportunidad de conformar una mesa epidemiológica en la que se analizan variables relacionadas, pero paralelamente nos sirve como experiencia otras determinantes de salud”, dijo con orgullo sobre el trabajo que llevan adelante.