Villa María | Salud | medula-osea | clinica-de-la-familia

Donación de médula ósea: masiva respuesta a la convocatoria

La Clínica de la Familia III registró a 46 personas dispuestas a formar parte de la base de datos mundial ayer entre las 8 y las 17 horas. El caso de Uriel movilizó a los ciudadanos que se presentaron voluntariamente

Uriel depende de la donación de médula ósea, pero no es el único. Actualmente en Villa María se llevan adelante campañas de concientización en redes sociales y en medios de comunicación. El objetivo es aumentar las posibilidades de quienes necesitan del trasplante.

Ayer por la mañana se presentaron más de 60 personas en la Clínica de la Familia III (Avenida Coronel Larrabure 1466). La gran respuesta de los ciudadanos dio como resultado 46 registrados como donantes de médula ósea.

La convocatoria fue masiva y ayer se recibieron además 17 planillas de personas que el próximo jueves comenzarán el procedimiento para ser donantes.

Cabe destacar que la semana pasada, el número de donantes de médula ósea había sido de sólo 12 personas. Quienes se acercaron este jueves coincidieron en que la falta de información y el miedo les “jugaban en contra” anteriormente.

Uriel Streuli se encuentra internado en el Sanatorio Allende de la ciudad de Córdoba a la espera de un donante compatible. Mientras tanto otro niño villamariense, Genaro Moscariello de 9 años, ha comenzado con el tratamiento de quimioterapia frente a una leucemia linfoblástica aguda.

“Estamos muy contentos y esperamos que todos los jueves sea así”, señaló la madre de Lautaro Caballero, el niño fallecido a causa de leucemia mieloide en enero de 2018. 

Ayudar a otros

Vanina Felice, madre de “Lauty”, es una de las personas que desinteresadamente ayuda a las encargadas de hemoterapia de la institución sanitaria. A pesar de lo vivido, continúa aportando su trabajo en pos de la obtención de una mayor cantidad de donantes. 

Felice señaló: “Estamos sorprendidos y agradecidos”. Además explicó que el proceso por el cual se llega a conocer la compatibilidad genética lleva tiempo y por eso es necesario registrarse como donante lo antes posible. 

“La idea es hacerlo de manera preventiva. Y el trasplante tiene una demora. Por eso si se hace con tiempo es mucho mejor”, dijo.

“En el caso de Genaro lo bueno es que se va a hacer con tiempo”, comentó e indicó que de esta manera se amplía la base de datos de donantes a nivel mundial.

Felice subrayó que lamentablemente cada vez “hay más casos” e hizo hincapié en que cualquiera  puede ser compatible “para otra persona en el mundo”.

“Que lo que paso con Lauti sirva para ayudar a otros”, concluyó.

Donantes

Como pocas veces, el pasillo frente a hemoterapia de la clínica se ha visto tan concurrido. Todos llenaron las planillas y se predispusieron a la extracción de sangre que permitirá, más adelante, conocer la compatibilidad con los pacientes que necesiten trasplante.

Llenar un par de planillas y la donación de 450cc de sangre es lo necesario para postularse como donante de médula ósea.

PUNTAL VILLA MARÍA consultó a algunos de los presentes en el lugar sobre sus motivaciones para ser donadores.

“Vi la campaña y me interesó. Es la primera vez que participo de la donación de médula”, dijo Eliana, una de las tantas personas que respondieron a la campaña de donación. 

Nicolás se enteró de las convocatorias por las redes sociales. Expresó que si llega a ser compatible, “sin dudarlo” será donante.

“La gente tiene miedo por desconocimiento”, dijo Valeria y añadió: “No me había animado a donar médula, pero ayer me decidí”.

Para el mundo

“Villa María colecta para todo el mundo. La muestra de sangre que se toma, va al Incucai, le hacen un patrón genético e ingresa a los datos de la entidad. Después esa muestra viaja a Estados Unidos, se le hace una segundo estudio y desde allí ingresa al banco mundial de donantes de medula ósea que se encuentra en Holanda. Todo esto es mundial”, explicaron desde la Fundación para la Ablación y el Trasplante sede Villa María.

Todos los jueves

En la Clínica de la Familia III (Coronel Larrabure 1466) se inscriben donantes de médula ósea todos los jueves de 8 a 12 horas. Se extraen muestras de sangre para la realización de pruebas genéticas.

Entre otros condicionantes, no se debe haber tenido alguna cirugía menor en los últimos tres meses,    ni haberse realizado tatuaje o piercing en último año.  Tampoco se debe tener enfermedades crónicas o estar embarazada. Se puede desayunar antes de donar, pero sin ingerir nada que tenga lácteos ni grasa.



Roque Guzmán.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas