Deportes | Sebastián Battaglia | entrenador | copa

Battaglia levantó su primer trofeo como entrenador del Xeneize

El exmediocampista acumula 18 vueltas olímpicas, contando las 17 que consiguió como jugador del club. Esta victoria asegura su continuidad

El entrenador de Boca Juniors, Sebastián Battaglia consiguió su primer título como técnico al obtener la Copa Argentina en el club en el que es el jugador que más campeonatos logró en la historia del club y le abre las puertas a la posibilidad de seguir en 2022.

“Estamos muy felices por todo el esfuerzo que hicieron los jugadores. Ahora lo que me interesa es festejar, después hablamos de todo lo demás”, dijo anoche el entrenador.

El técnico de 41 años asumió como entrenador el 17 de agosto de este año, luego de la salida del cargo de Miguel Ángel Russo, y trató de mantener una línea de juego en la que les dio la posibilidad a varios juveniles que él había tenido en la Reserva que luego se consagró campeona de la última Liga Profesional.

Con el peso de su historia Battaglia conquistó 17 estrellas para los xeneizes como jugador y quiso imponer ese sentimiento de pertenencia a sus dirigidos, que por momentos no entendieron ese mensaje.

Más allá de las distintas versiones de posibles reemplazantes en su puesto para la próxima temporada, siempre la Secretaría de Fútbol que dirige Juan Román Riquelme pensó en su continuidad.

“Yo no dije nada y no hablé con nadie sobre eso. No se puede salir a desmentir cosas que no se dijeron todo el tiempo. Hoy en lo único que pensaba era en conseguir este objetivo. Ahora lo conseguimos y estamos muy felices”, remarcó respecto de su continuidad en el cargo.

Ahora, con la conquista de la Copa Argentin,a en los próximos días habrá una reunión entre el técnico y el Consejo de Fútbol en la que se verá si, más allá de la idea que siga en el 2022, él está con ganas de seguir en su cargo y que condiciones pone.

"Nosotros nos hicimos cargo del equipo en un momento difícil y tuvimos algunos buenos, otros regulares y otros malos, pero seguimos adelante. Lo que pasa es que en nuestra etapa como jugadores conseguimos muchas cosas y eso dejó la vara alta, pero también sabemos que hay cosas que mejorar", afirmó.

"Esto se disfruta mucho porque uno siempre quiere que las cosas vayan bien. Nosotros sabemos internamente lo que somos como grupo y uno de los objetivos que teníamos se cumplió en esta final. La otra era sumar puntos para entrar a la Libertadores por la Tabla Anual y también se había logrado", indicó Battaglia al término del encuentro.

Para el final dejó una sentida dedicatoria de este título: "A la familia de Alfredo Moreno, que falleció hoy (por anoche) y con el que compartimos tantas cosas en Boca. Por eso estoy mitad contento y mitad triste, porque a veces uno termina haciéndose problemas por tonterías y la vida es otra cosa".

"Se dio todo a la perfección", dijo, por su parte, Eduardo Toto Salvio. Toto, el que entró en el final para el descuento y el que tuvo su gran descarga con el último penal, el del campeonato de Boca, el de la Copa Argentina. Salió corriendo, se sacó la camiseta, festejó a lo grande y dijo: "Soy muy bostero, me quiero quedar, es mi deseo aunque me quedan seis meses de contrato. Todavía no hablamos de eso, espero que dentro de poco lleguemos a un arreglo".

El Toto, feliz, fue al banco de suplentes. Y reveló: "Antes del partido le dije al kinesiólogo que iba a meter el gol del campeonato. Y se dio. En la previa de los penales, yo siempre pateaba el primer penal. Pero esta vez se lo dieron a Cristian (Pavón) y sabía que se me iba a dar".

"Parece que hay que sufrir siempre para ser campeón. Nada es fácil, es una alegría inmensa. Antes del partido decíamos que no queríamos los penales, pero se dio sí", agregó Toto.

Lo que se lee ahora