Policiales | secretarios | episodio | imputados

Inspeccionaron la casa donde el pequeño Emiliano fue golpeado

Al mando de la pesquisa, realizada en un domicilio de calle Colombia, en barrio Roque Sáenz Peña, estuvo el fiscal René Bosio. También recorrió la zona personal de la Policía Científica y de la Departamental San Martín

Personal del Ministerio Público Fiscal (MPF) y de la Policía de Córdoba recorrió en horas de la tarde de ayer el domicilio de Emiliano Messa (2), el niño que falleció hace una semana en Córdoba capital producto de una golpiza, episodio por el cual fueron detenidos e imputados tanto su madre, Ana Yael Piedra (28), como su padrastro, Jonathan Marcelo Fernández (26).

La inspección, comandada por el fiscal de Instrucción de Tercer Turno, René Bosio, y de la cual también formaron parte los secretarios Juan Aguilar, Pedro Diana y Dalila Alcalá, se desarrolló minutos antes de las 15 en el inmueble que el pequeño compartía con su progenitora y su pareja, donde aparentemente se habrían dado los hechos.

La vivienda en cuestión, según pudo saber este matutino, está emplazada sobre calle Colombia al 924 y forma parte de un complejo de departamentos. Emiliano convivía con Ana y Jonathan en el departamento N° 1.

Hasta allí llegó también este miércoles un equipo de trabajo de la Policía Científica de Policía Judicial de Córdoba. El grupo que recorrió la morada de los acontecimientos se completó con personal de la Departamental General San Martín.

Según lo indicado por el propio fiscal, la pesquisa se llevó adelante “a los fines de practicar una minuciosa y completa inspección judicial del lugar y de cada una de sus dependencias”.

También se conoció que la medida judicial, ordenada por Bosio a casi una semana de la brutal golpiza, tuvo por objeto conocer y tomar contacto directo y personal con el ámbito donde ocurrió el hecho, como así también tomar nota del estado de situación de las cosas que allí había.

Golpiza, internación, detención y muerte

Emiliano Messa (2) falleció el jueves pasado en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, en Córdoba capital. Un día antes, y cuando todavía el niño se encontraba con vida, el Ministerio Público Fiscal (MPF) ordenó la detención de la madre y su pareja, ambos imputados por lesiones graves calificadas.

El desagradable episodio que luego desencadenó en el traslado del niño ocurrió el martes 21 de diciembre, cuando este aparentemente se encontraba bajo el cuidado de su padrastro, en el domicilio de calle Colombia, en barrio Roque Sáenz Peña.

En un primer momento, el hombre dijo que Emiliano había sufrido un accidente hogareño, acción que horas más tarde fue desmentida por un informe policial.

Tal documento, elaborado por la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil del Hospital de Niños de Córdoba, dejó abierta la sospecha de un aparente caso de maltrato infantil.

También reveló que Emiliano sufrió maltrato “físico” y “grave”, por el cual fue diagnosticado con “traumatismo encefálico grave”.

El informe policial expuso además que tanto la madre del menor como el padrastro dieron “un relato inverosímil y discordante” de los hechos. En simples palabras, no logaron justificar las múltiples heridas que tenía el menor.

Con las pruebas en su poder, la Fiscalía de Bosio ordenó la detención de ambas personas, quienes fueron arrestadas en Córdoba capital.

Luego se conoció lo peor. Emiliano Messa falleció.