Río Cuarto | Senado | Ley | Biocombustibles

El Senado se prepara para votar a favor de la ley de biocombustibles

Contra las expectativas de las empresas productoras de etanol de maíz y biodiésel, la Cámara Alta del Congreso avanzará con amplia mayoría a respaldar la propuesta de Diputados. Los cordobeses, 2 en contra y 1 a favor

Con los votos suficientes, y algunos más, el oficialismo se prepara en el Senado de la Nación para avanzar rápidamente en el tratamiento de la media sanción que llegó de Diputados para el nuevo marco regulatorio de los biocombustibles.

En principio, mañana tendría tratamiento en comisión y la semana próxima saldría transformado en ley el proyecto presentado en la Cámara Baja por el legislador santafesino del Frente de Todos Marcos Cleri.

La Cámara Alta tendrá, en principio, una incomodidad: deberá tratar sobre una iniciativa diferente a la que promovió el Senado en octubre sobre el mismo tema. En aquel momento se aprobó por unanimidad una iniciativa de la senadora María de los Ángeles Sacnun -también de Santa Fe- para prorrogar la ley que entró en vigencia en 2006 y que vencía el 12 de mayo de este año. El argumento fue que no quedaba demasiado tiempo como para debatir un proyecto nuevo y por lo tanto lo mejor era extender la normativa vigente hasta 2025. Cuando llegó a Diputados, el mismo oficialismo mostró otra visión, que finalmente se impuso.Pero en el Senado insisten en que primero la Cámara Baja debía tratar la decisión del Senado y luego impulsar otra alternativa. Eso no ocurrió.

Ahora, con el hecho consumado, los senadores del oficialismo intentarán avanzar y dejar atrás esa discusión sabiendo que sobran votos para convertir en ley la iniciativa que ingresó de Diputados. Incluso, hasta la oposición espera que algún senador de Juntos por el Cambio de las provincias patagónicas o del NOA puedan acompañar al Frente de Todos en la votación. Los primeros, por pertenecer a jurisdicciones “petroleras” y los segundos, por integrar el corazón de la producción cañera. Pero, a su vez, algunos senadores oficialistas analizan no votar a favor, aprovechando que sobran respaldos, para no quedar a contramano en sus provincias.

En Córdoba, el reparto de votos está claro: Carlos Caserio, del Frente de Todos, apoyaría la iniciativa, más allá de las preocupaciones que los sectores productivos mostraron por la iniciativa, mientras que los referentes de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez, votarán en contra.

“Hay 5 mil empleados en biocombustibles en la provincia de Córdoba que estarán en riesgo una vez que se apruebe esta norma en el Senado”, alertó Ernesto Martínez.

En la misma línea, Rodríguez Machado remarcó que “esta ley perjudica notablemente a las provincias centrales, especialmente a Córdoba, que tiene tres plantas muy importantes de bioetanol en Río Cuarto, Villa María y Alejandro Roca y son a las que leS bajarían el corte en las naftas. Mientras a la caña de azúcar le garantizan su porcentaje sin cambios; ahí hay un arreglo político”.

Para la senadora del Pro, “si se prorrogaba la ley 26093 lo que iba a permitir era que se sigan expandiendo las etanoleras de maíz porque no tienen límite desde la materia prima, sólo desde el mercado. En la medida en que haya demanda iban a seguir creciendo, cosa que esta ley les prohíbe”.

Martínez hizo foco también en otro punto delicado que las empresas advirtieron: “Queda todo librado a la discrecionalidad administrativa, porque permite subir o bajar el corte al funcionario del momento, sin reglas claras. Es una locura que además se presta para cualquier sospecha. ¿Por qué un punto más o un punto menos de corte? ¿Cuáles serán los motivos?”, se preguntó.

¿Algunos senadores oficialistas no votarán a favor aprovechando la holgura en el Senado y así evitarían ser cuestionados en sus provincias?

Y agregó: “Pero yo veo algo más grave si uno suma hechos. Porque se cortan las exportaciones de carne, se estatiza la hidrovía, se terminan las concesiones de los trenes, surge lo de los biocombustibles y está siempre latente la suba de retenciones a los granos.Cuando suma, se ve que todo conduce a matar al corazón productivo del país. Es un plan”, afirmó.

Por último, la senadora Rodríguez Machado advirtió que “el impacto no sólo será en las empresas de etanol de Córdoba y sus empleados, sino en todo lo que hay alrededor, hasta los productores que les vendían el maíz y evitaban los fletes a puerto. Todo ese entramado productivo será afectado”.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal