Policiales | SENAF | maltrato infantil | hermanos

Una abuela se haría cargo de los tres hermanitos maltratados por sus padres

La joven pareja riocuartense hacía dos meses que se había instalado en un tambo de Tío Pujio. Una de las gemelas de un año tenía el brazo fracturado y moretones en la cara y la otra, lesiones en el rostro

Los tres hermanitos maltratados por sus padres riocuartenses -que se encuentran detenidos en la cárcel de Villa María- quedarían al resguardo de una abuela, aunque la decisión será tomada en las próximas horas por las autoridades de Senaf.

El grave caso de violencia infantil se registró en un campo de la zona rural de la localidad de Tío Pujio y fue denunciado por una médica pediatra delHospital Pasteur de Villa María cuando atendió a una de las gemelas de un año con una fractura en un brazo, que no era producto de un accidente, y numerosos hematomas en el rostro, lo que demostraba que había sido víctima de una violenta golpiza.

La niña fue llevada al centro médico por su madre, de 28 años, mientras que el padre, de 32 años, se había quedado en el campo con la gemela y un varón de 3 años.

Ante la denuncia, la fiscal Juliana Companys dispuso la detención de la madre y verificar la situación de los otros niños.

Una comisión policial los trasladó desde el campo, mientras que el hombre fue arrestado.

La joven pareja riocuartense hacía dos meses estaba trabajando en un tambo de Tío Pujio.

La beba de un año tenía también signos de violencia en la cara, por lo que ordenó la detención del padre. El niño de tres años no presentaba lesiones.

La pareja, con domicilio en Río Cuarto, hacía dos meses que se había radicado en un establecimiento rural próximo a la localidad de Tío Pujio -distante a 20 kilómetros de Villa María- empleada para tareas de tambo.

Companys imputó a los padres de lesiones graves y lesiones leves, en ambos casos calificadas por el vínculo, y se encuentran ahora alojados desde el viernes a la tarde en la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Villa María.

Los tres hermanitos se encuentran internados en el área de pediatría del Hospital de Villa María al cuidado de una abuela, quien solicitó su tenencia a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).

Los profesionales estarían evaluando las condiciones de los niños y de la familia extendida para tomar una decisión.

En cuanto a los padres, esta semana serían indagados, mientras el Ministerio Público Fiscal suma diferentes elementos para avanzar en el proceso judicial.

La investigación continúa para determinar la responsabilidad de cada uno de los padres en la agresión y las causas que la motivaron.

La fiscal Companys busca recabar información judicial de ambos progenitores, aunque trascendió que el padre tendría alguna denuncia por violencia.