Nacionales | sentido | brutal | profesional

Advierten sobre la "fatiga" de los trabajadores de la salud

El referente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva Arnaldo Dubin alertó sobre la "situación epidemiológica totalmente descontrolada con un aumento descomunal en el número de contagios" de coronavirus y subrayó que hay "fatiga" en los trabajadores de la salud.

"Es imposible cuantificar (la situación actual) porque el sistema de testeos está colapsado. Sin embargo, la terapia intensiva no está saturada y esto solamente hay que atribuirlo a la vacunación", sostuvo el jefe del servicio de Terapia Intensiva del Sanatorio Otamendi.

En ese sentido, agregó: "Si no estamos viviendo una catástrofe sanitaria de características inconmensurables es por esa tan denostada campaña de vacunación que ha sido tremendamente exitosa pero que no es suficiente".

En declaraciones radiales, el médico intensivista afirmó que el país está "viviendo una situación epidemiológica totalmente descontrolada con un aumento descomunal en el número de contagios" y señaló que las complicaciones en el sistema de salud en esta ocasión no serán por la falta de "camas ni respiradores", sino por el nivel de "fatiga" de los profesionales de la salud.

Sobrecarga brutal

"No estamos entrando en una fase endémica: estamos en uno de los peores momentos de la pandemia. Ahora no faltan camas ni respiradores, pero hay una fatiga terminal de los trabajadores de salud producto de una sobrecarga de trabajo brutal", subrayó el profesional.

A la vez, Dubin precisó que en el último mes en el país "hubo 1.152 fallecidos, pero en la última semana fueron 542, de los cuales cuatro de cada cinco fallecidos en la provincia de Buenos Aires no estaban vacunados".

"Si bien es cierto que la vacunación es tremendamente efectiva para reducir la mortalidad, no lo es en un 100 por ciento”, advirtió el médico.

“Las imágenes de eventos masivos son obscenas”, lamentó Dubin, quien finalmente sentenció:“Hay que parar los contagios ahora. El pase sanitario es fundamental para profundizar la vacunación, pero tiene que haber un control más estricto".