Nacionales | servicio militar obligatorio | Lomas de Zamora | Ezeiza

La Justicia ordenó pericias para saber si el avión pertenece a una firma iraní

Sería Mahan Air, la cual está sospechada de vínculos con el terrorismo. Ya se realizaron 46 medidas de prueba y ahora pidieron 11 más

El juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, ordenó ayer nuevas medidas de prueba que había solicitado la fiscal Cecilia Incardona, a fin de determinar si el Boeing 747 de Emtrasur es en la actualidad de la firma iraní Mahan Air, la cual está sospechada de vínculos con el terrorismo.

Días atrás la Fiscalía reclamó más medidas de prueba, 11 en total, que se sumaron a unas 46 que se habían hecho ya la semana pasada.

El juez Villena hizo lugar al pedido y ordenó varias medidas de prueba, que apuntan a determinar si el avión aún retenido en Ezeiza en la actualidad sigue siendo de la iraní Mahan Air o del Gobierno Venezolano.

Es que, si bien se conocía que el avión lo vendió la empresa Iraní a Emtrasur en enero pasado, para los investigadores hay sospechas de que sigue perteneciendo aquella, ya que el avión era comandado por personal iraní, entre ellos, Gholamreza Ghasemi.

Además, se trata de establecer el vínculo entre la información proporcionada por el FBI que estableció que la empresa iraní está asociada a actividades terroristas en el Líbano.

Por ello, la clave para la fiscal es saber si el avión sigue siendo o no propiedad de la empresa.

El otro punto clave es el piloto, ya que las sospechas apuntan a que no era un vuelo de instrucción como dedujo el gobierno argentino, sino que era el piloto que trajo la aeronave al Aeropuerto de Ezeiza con otros fines que los comerciales.

Sumado a ello, intentan determinar si la tripulación de 19 miembros que llegó a Argentina era la originaria o no y, si hubo cambios, cuáles; y también sobre si hay en los EE.UU. alguna investigación abierta sobre el piloto sospechado de haber pertenecido a la Guardia Revolucionaria Iraní.

Es que en las últimas horas trascendió que de su teléfono se extrajeron fotografías de joven cuando realizó el Servicio militar Obligatorio en Irán, pero también fotos de tanques, armas y banderas de Israel con proclamas en su contra.

No pueden salir del país

Los 5 iraníes y los 14 venezolanos que llegaron hace 2 semanas permanecerán "por ahora" con la prohibición de salida del país pero "sin ninguna otra restricción".

Indicaron que "la investigación del terrorismo es mucho más compleja que una causa penal común", por lo que pronosticaron que la causa que llevan adelante la fiscal Cecilia Incardona y el juez Federico Villena tiene un largo recorrido por delante.

La fiscalía y el juzgado dejaron trascender ayer su malestar por la "filtración" del contenido del teléfono celular del piloto iraní de la aeronave, Gholamreza Ghasemi. Pese a que la causa continúa bajo secreto de sumario, se supo que el teléfono secuestrado a Ghasemi por orden de Villena contenía una foto de su juventud como miembro de la Guardia Revolucionaria Al Quds, pertrechos militares y otras imágenes con supuestas leyendas anti israelíes.