En representación de la empresa de taxis y remises Donald, también habló el permisionario Raúl Gaitán, quien se mostró interesado en trabajar en cursos de prevención, todo a los fines de mejorar el servicio.

“Vamos a trabajar en todo lo que es prevención de accidentología y, también, dialogar sobre el servicio, porque lo merece la sociedad”, afirmó este martes el referente del sector.

“Tomaremos las previsiones del caso y trabajaremos en los detalles que sean necesarios. Queremos que cuando una persona se suba a un vehículo sepa que el servicio no adhiere a la delincuencia, ni tampoco a lo que hoy se enmarca como violencia de género o abuso sexual o el delito que fuese. Bregamos por una ficha limpia”, afirmó.

A continuación, Gaitán volvió a insistir con capacitar al personal. “Hay gente que no conoce los barrios o bien hay gente que viene de afuera con intenciones laborales y no conoce la ciudad. Haremos el sacrificio de recaudar menos con la intención de formar personas con ética laboral”, indicó.

El permisionario solicitó que todos los actores involucrados en el servicio público de taxis trabajen en pos de la mejora del sistema. “Estamos hablando de un servicio muy importante para la ciudad, donde todos los sectores están involucrados, hablo de la parte privada, la parte estatal y los empresarios, todos tenemos que tratar de pulir y corregir los errores del sistema”, soltó.

“Debemos modificar hasta la ordenanza, que ha quedado obsoleta. Si trabajamos todos en común y conformamos una mesa de diálogo para corregir errores, vamos a lograr cosas impensadas”, finalizó.