Villa María | sesión | Concejo | estudiantil

En la primera sesión del año, el Concejo Estudiantil priorizó la discapacidad, la violencia y los trastornos alimentarios

Más de 70 estudiantes del nivel secundario de la ciudad forman parte del legislativo y proponen talleres, charlas y programas para abordar los temas. Valoraron la escucha activa por parte de los adultos

En una mañana cargada de entusiasmo y compromiso, el Concejo Deliberante Estudiantil llevó a cabo su primera sesión del año tras una reunión preparatoria de acuerdos y labor parlamentaria. La sede legislativa se convirtió en el epicentro de la actividad donde los jóvenes presentaron una serie de proyectos innovadores a los concejales de la ciudad.

La Comisión de Educación y Cultura abrió el debate con un llamado a la acción frente a la violencia entre estudiantes. Su propuesta incluye la implementación de programas de prevención y abordaje de Trastornos de Conducta Alimentaria, además de acciones concretas para mejorar la accesibilidad y la inclusión de personas con discapacidad.

Por su parte, la Comisión de Inclusión y Género propuso el reconocimiento formal del taller de lengua de señas argentina que se imparte en la Tecnoteca. Este proyecto subraya la importancia de la comunicación inclusiva y el reconocimiento de las capacidades diversas.

La salud juvenil también ocupó un lugar central en la agenda. La Comisión de Salud y Calidad de Vida solicitó al Concejo Deliberante la ejecución de campañas de difusión y detección de enfermedades crónicas entre jóvenes, destacando la necesidad de una mayor concienciación y prevención en este grupo etario.

Por otro lado, la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Obras Públicas presentó un proyecto para realizar un relevamiento de opiniones sobre barreras arquitectónicas y físicas que afectan a estudiantes con discapacidad. Esta iniciativa busca identificar y eliminar obstáculos para garantizar una educación inclusiva y accesible para todos.

Además, se derivó a comisión un proyecto que pide la creación de protocolos para abordar situaciones de violencia de género en las escuelas, reflejando una creciente preocupación por la seguridad y el bienestar de los estudiantes.

La sesión no solo fue un ejercicio de democracia participativa, sino también una demostración del compromiso y la creatividad de los jóvenes en la búsqueda de soluciones a problemas actuales.

Con estos proyectos, el Concejo Deliberante Estudiantil se posiciona como una plataforma vital para la formación de futuros líderes comprometidos con la sociedad.

De la voz a la acción: lo que dicen los jóvenes legisladores

Miembros del Concejo Estudiantil dialogaron com Puntal tras la primera experiencia como ediles de la ciudad. “Me sentí muy bien y me sentí parte. Me generó el deseo de seguir participando y conocer a estudiantes de otros colegios. Pude observar la capacidad de reflexionar de todos, los argumentos y las formas de pensar en la vida que en muchas ocasiones coinciden”, dijo Lautaro Tulián, estudiante de cuarto año de la escuela Rosario Vera Peñaloza.

Por otro lado, Clara Reno, de la escuela Manuel Belgrano, integrante del cuerpo legislativo, remarcó que la intención fue mostrar los proyectos trabajados y dependiendo la comisión son los proyectos planteados, “queremos que se hable de esos temas (discapacidad, violencias y trastornos alimentarios) para que no sean un tabú. Son faltas que notamos y si a nosotros nos preocupan creemos que a nuestros compañeros también”, indicó.

Del mismo modo aportó su par de la misma institución, Martina Papasodero, “lo necesario es hablar de los temas y queremos que todos los jóvenes tengamos esta información para armar una sociedad para el futuro que sepa lo que es una discapacidad o cómo enfrentar un trastorno alimenticio”, destacó y añadió:“Considero que a veces no se le da la importancia que merece y en este espacio podemos hablar de experiencias personales”.

De esta manera, los más de 70 jóvenes solicitaron una serie de talleres y charlas vinculados a los temas planteados que les generan inquietud.

“Todas las sesiones vamos charlando un poco más, conocemos otras realidades y sentimos que los adultos nos escuchan”, agregó la alumna de la escuela Belgrano.

Afirmaron, además, que ser parte del proyecto los acerca al mundo de la política local y motiva la necesidad de seguir formándose en la materia, “seguro que será una de las carreras que elija cuando termine el secundario, algo relacionado con la política”, referenció una de las concejales estudiantiles.

Cabe destacar que este programa, creado en el año 2000 bajo la gestión del intendente Eduardo Accastello, se ha convertido en una experiencia pionera en su tipo en la provincia de Córdoba, sirviendo incluso como modelo para la implementación de iniciativas similares en otras localidades.

Este año se sumaron 19 instituciones de la ciudad y 72 alumnos y alumnas de distintos años que asumieron los cargos.