Villa María | sexual | condena | abuso

Eduardo Ramos fue condenado a 12 años de prisión por abuso sexual

El exagente de Seguridad Ciudadana recibió la pena ayer en un juicio breve. Se encuentra detenido desde enero del 2020, pero en mayo fue trasladado a su casa. La víctima sufrió los ataques desde que tenía 6 años hasta los 8

En la última jornada se llevo a cabo el juicio contra Eduardo Antonio Ramos (64) quién abusó de una víctima de 6 años hasta que tuvo 8 y pudo hablar sobre esta situación. En la actualidad tiene 10.

El acusado fue condenado a 12 años de prisión. Cuando comenzó la causa en enero de 2020 fue detenido y en mayo de este año fue trasladado a su domicilio particular por ser considerado de riesgo.

La querella fue llevada a cabo por la abogada Laura Pedernera junto a Juan Manuel Poncio. “Considero, y la familia también, de que es una condena ejemplar”, aseguró Pedernera.

En efecto, describió que este tipo de resoluciones por parte de jueces y fiscales, (donde se protegen los derechos vulnerados) permite que niños, niñas y adolescentes, que han padecido o padecen una situación de abuso similar, se animan a hablar, denunciar y judicializar.

“Esto es lo que tenemos que tratar de bregar para que quienes padecen estos abusos logren obtener Justicia”, recalcó.

También dio a conocer que el juicio comenzó y culminó durante el viernes a la mañana debido a que se trata de una causa de inicios del año pasado.

“Estamos muy contentos a pesar de la triste situación pero creo que hoy funcionamos abogadas, abogados y juez, también fiscales como una verdadera Justicia”, acentuó Pedernera.

Sobre la carátula de la causa, la abogada querellante expuso que fueron tres delitos: Exhibición de imágenes pornográficas, Abuso sexual gravemente ultrajante agravado reiterado, Abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado en concurso ideal con corrupción de menores agravada.

El tribunal estuvo compuesto por el juez, Felix Martínez. En la sala estuvieron ambos abogados querellantes y el fiscal de Cámara, Francisco Márquez.

Fueron partícipes también el abogado Antonio Alarcos como defensor junto a su defendido. Además, la mamá y abuela de la víctima.

Antes de conocer el veredicto del juez, se pudo saber que Ramos nunca asumió los hechos, siempre los negó.

Prisión

En torno a la condena, los abogados querellantes solicitaron que se designe una junta médica interdisciplinaria para que lo examine.

La abogada sostuvo que la finalidad es que verifique si esta persona “se encuentra en condiciones física o no de cumplimentar su pena en un establecimiento penitenciario”. Antes de ser considerado de riesgo por la pandemia, estaba alojado en el Establecimiento Penitenciario N° 5.

Pruebas

“Las pruebas fueron contundentes, lo fue la Cámara Gessell. Tenemos la pericia psicológica por parte de la profesional que acompaña a la víctima desde el día 0 que dio a conocer la circunstancias que estaba viviendo”, resaltó.

Asimismo, agregó: “Esta profesional presentó un informe y manifestó que tiene secuelas por abuso sexual”.

Por otro lado, confirmó que también están las pericias que se realizaron en la casa donde la victima reconoció los abusos en diferentes espacios, lo que se pudo corroborar.

Familia

“Tuvimos una relación muy estrecha a raíz de la situación, donde existió mucha contención y están muy agradecidas con esta condena”, comentó.

Sobre la perspectiva familiar de la condena, señaló: “Es una felicidad porque se ha hecho Justicia pero no por lo que ha sucedido”.

“Es una condena ejemplar pero no se va a poder restablecer su integridad sexual y su sana infancia”, cerró Pedernera.