Villa María | silvio-arnaudo | meteorologia | clima

A corto plazo, los pronósticos tienen “una altísima confiabilidad”

Esto es a 24 o 48 horas. Así lo ratificó este reconocido aficionado a la meteorología. Contó que también ayuda la observación del comportamiento de “algunas aves e insectos”

Silvio Arnaudo es un aficionado a la meteorología que se convirtió en los últimos años en consulta casi obligada para quienes quieren saber qué deparará el clima en los días o semanas siguientes. 

También no docente universitario, administra populares grupos en redes sociales en las que advierte sobre tormentas, precipitaciones, olas de calor, temperaturas esperadas. Esto para un tema que despierta creciente interés.

Ante la consulta de este matutino, afirmó que los pronósticos meteorológicos “tienen una altísima confiabilidad a un plazo de 24/48 horas”, a la par que señaló que también ayuda “la observación”, no sólo de la atmósfera. 

Admitió que el panorama más desafiante para el cumplimiento de su tarea se presenta en condiciones de calor, humedad e inestabilidad. 

De chiquito

Arnaudo contó cómo nació en él el interés por la meteorología. “Recuerdo que a los 6 años, cuando vivía con mi familia en Bell Ville, nos invitaron unos amigos a cenar. Comenzó a tronar y pensamos en apurar la retirada (por el auto que teníamos a la intemperie), pero la señora nos dijo no se preocupen, del norte no vienen nunca las tormentas. Como éramos nuevos en la ciudad le creímos. Cayeron piedras del tamaño de un limón. Eso despertó en mí la curiosidad por los fenómenos meteorológicos”, relató.

A eso se sumó su interés por la lectura. “De niño leía mucho, aprendí a leer a los 3 años y además de las historietas leía libros de ciencia, lo que me permitió ir aprendiendo. Por motivos personales y familiares, no pude estudiar Ciencias de la Atmósfera, ya que ello requería radicarme en Buenos Aires. Ya con la llegada de Internet hice cursos de meteorología y establecí contacto con profesionales en la materia que compartieron conmigo amablemente su conocimiento y experiencia”, señaló.

Sobre los instrumentos  necesarios para la tarea de pronosticar, puntualizó que “los modelos meteorológicos son una herramienta fundamental, ya que basándose en datos reales permiten simular condiciones futuras”, igual aclaró que “también la experiencia ayuda y por supuesto, la observación, tanto de la atmósfera como del comportamiento de algunas aves e insectos”.

En ese punto ratificó que “con la cantidad de recursos técnicos disponibles, los pronósticos de cambios en la  masa de aire (frente frío, cálido, etcétera) tienen una altísima confiabilidad a un plazo de 24/48 horas”.

Admitió que “el escenario más complejo y desafiante” se presenta cuando hay “aire caluroso, húmedo e inestable, y además existen probabilidades de tormentas aisladas”.

Añadió: “En ese caso se recurre a las imágenes de satélite, de radar y a la observación a fin de generar avisos a muy corto plazo para alguna localidad específica. En esos casos es necesario rectificar o corregir lo pronosticado previamente y el margen de error es mayor que en condiciones estables”.



Mariana Corradini.  Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas