Internacionales | Siria | Rusia | Armas-quimicas

Rusia dijo que halló en Siria un laboratorio de armas químicas de los rebeldes

Las secuelas de los ataques de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra el Ejército sirio siguieron ayer sacudiendo al mundo, cuando Rusia anunció el descubrimiento de un laboratorio de armas químicas de la oposición en la ciudad de las afueras de Damasco, donde grupos cercanos a los rebeles denunciaron haber sido atacados, mientras en Estados Unidos ganaron fuerza las versiones de una posible retirada de Siria. 

Después de semanas de anuncios contradictorios y declaraciones ambiguas por parte del gobierno estadounidense, el canciller saudita, Adel Al Yubeir, informó que está negociando con la Casa Blanca el posible envío de tropas "al este de Siria" y aclaró que la discusión no ha terminado, según una conferencia de prensa en Riad junto al secretario general de la ONU, António Guterres. 

Poco antes, el diario The Wall Street Journal había publicado que, según varias fuentes oficiales no identificadas, el presidente Donald Trump está tratando de convencer a sus socios árabes de reemplazar a sus tropas en Siria para poder ordenar la retirada que tanto viene prometiendo. 

Según el diario, Trump y su nuevo asesor de Seguridad Nacional y exembajador ante la ONU durante los años más belicistas de George Bush, John Bolton, ya hablaron con los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes Unidos. 

El gobierno norteamericano quiere que sus aliados en el golfo Pérsico envíen tropas y comiencen a financiar las zonas que queden bajo su control en la devastada Siria. 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas