Provinciales | soja | Juan Schiaretti | Exportaciones

Schiaretti rechazó el cierre de las exportaciones para subproductos de la soja

El gobernador manifestó que la decisión perjudica a la producción cordobesa.

Frente a la decisión del Gobierno nacional de suspender las exportaciones de la harina y el aceite de soja, el gobernador Juan Schiaretti rechazó la medida por considerar que perjudica a la provincia.

De esa manera, el mandatario volvió a tomar distancia de la Nación y se sumó a los cuestionamientos de los dirigentes del agro.

"En relación al cierre de las exportaciones de harina y aceite de soja rechazo esta medida porque perjudica la producción cordobesa y va en contra del ingreso de divisas que son necesarias para nuestro país", manifestó Schiaretti a través de una publicación en Twitter.

https://twitter.com/JSchiaretti/status/1503198510916636674

El gobernador compartió su mensaje luego de la comunicación del Ministerio de Agricultura de la Nación. A través de una comunicación de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, suspendió ayer el registro de exportación de la harina y el aceite de soja.

La medida, según trascendió, causó preocupación en firmas agroexportadoras que la asocian con un eventual incremento en las retenciones o derechos de exportación (DEX) aplicados a esos productos, como ha pasado en ocasiones anteriores.

Los dos principales derivados de la molienda de soja pagan el 31 por ciento y la primera impresión entre los productores es que el Gobierno podría eliminar el diferencial histórico y subir ese tributo a 33 por ciento, según publica el sitio Bicho de Campo.

El gobierno de Alberto Fernández, en sus primeros días de gestión, reestableció la diferencia de alícuotas de retenciones entre el poroto de soja y sus derivados.

Fue en marzo de 2020, cuando elevó las retenciones a la soja que había dejado Macri (y que estaban en cerca del 26%) al tope máximo de 33% permitido por el Congreso.

Luego de algunos meses, en octubre de 2020 se estableció que los pallets de soja y de aceite tributaran dos puntos menos, un 33 por ciento, de retenciones.

La eliminación de la diferenciación implicaría que beneficiaba a la exportación de productos con mayor valor agregado.

Los dos principales derivados de la molienda de soja pagan el 31 por ciento y la primera impresión entre los productores es que el Gobierno podría eliminar el diferencial histórico y subir ese tributo a 33 por ciento.

Según se indicó, el cierre del registro de exportaciones DJVE (Declaraciones Juradas de Ventas de Exportación) apunta a evitar que las aceiteras continúen anotando negocios.

La medida pondría al Gobierno ante la posibilidad de un choque con el principal núcleo exportador del país, representado en al menos diez empresas exportadoras nucleadas en Ciara-CE, que se enfrentaron con el gobierno de Mauricio Macri y quien era su ministro de Agricultura, Luis Etchevere, al eliminar el diferencial histórico de las retenciones.

El 30 por ciento de las exportaciones de este año corresponden al complejo sojero, que en 2021 había aportado 9.000 millones de dólares al fisco, mientas se estima que la eliminación del diferencial pueda redundar en otros 400 millones, aunque todo depende del volumen final de las exportaciones.