Policiales | Sosa | hechos | Disparo

Crimen del pescador Sosa en Las Mojarras: condenaron a Orosco a 14 años de prisión

El fiscal de Cámara Francisco Márquez había solicitado que la pena fuera de 18 años, pedido que acompañó la querella. El abogado defensor de Orosco planteó que el disparo fue efectuado por exceso en la legítima defensa, motivo por el cual pidió 4 años de prisión

Juzgaron este jueves en Tribunales de Villa María a Marcos Emmanuel Orosco (29), joven acusado de asesinar a Rafael Antonio de las Mercedes Sosa (70) en un trágico episodio que se desarrolló hace poco más de un año en Las Mojarras, a orillas de un arroyo.

Tras seis horas de audiencia, el Tribunal, presidido por Eve Flores, resolvió que Orosco sea condenado a la pena de 14 años de prisión por matar a Sosa y herir a Rubén Lehmann, quien también se encontraba en el lugar de los hechos.

Antes del homicidio, los pescadores, Sosa y Lehmann, discutieron con Orosco. Este último aseguraba que no podían pescar en dicho lugar, ya que el terreno era privado y pertenecía a sus abuelos.

Luego ocurrió lo peor. Orosco efectuó un disparo con una escopeta calibre 16. El proyectil mató a Sosa e hirió a su compañero.

El juicio

El acusado siguió las alternativas del juicio por videconferencia desde el penal de barrio Belgrano, donde se encuentra alojado desde su detención.

Siguieron la audiencia en Tribunales el fiscal de Cámara Francisco Márquez, el abogado querellante Rodrigo Hayas y el asesor letrado de Orosco, Alfonso Martín.

Cuatro testigos se dieron cita en la sede judicial, pero solamente dos declararon ante la jueza Eve Flores: por un lado, atestiguó Lehmann, el sobreviviente de aquel domingo trágico, y, por otro lado, declaró Eloísa Rodríguez, la mujer de Orosco, quien también presenció los hechos.

Más tarde llegó el momento de los alegatos. Márquez, en representación del Ministerio Público Fiscal (MPF), solicitó ante el Tribunal que Orosco fuera condenado a la pena de 18 años de prisión, pedido que fue acompañado también por la querella.

Martín, por su parte, planteó ante la máxima autoridad que su defendido había actuado por exceso en la legítima defensa y, a continuación, sugirió que la condena fuera de 4 años de prisión.

Cabe señalar que Orosco llegó al juicio acusado por los delitos de amenazas, homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en concurso ideal y homicidio en grado de tentativa, también agravado por el uso de arma de fuego.

Uno de los hechos más discutidos durante la audiencia fue a quién pertenecía el terreno donde se dieron los hechos, situación que habría motivado la ira de Orosco, ya que este daba por hecho que el campo era propiedad de sus abuelos.

Los hechos

Rafael Sosa (70) murió el domingo 2 de agosto tras recibir un escopetazo. Ese día efectivos de la fuerza policial de Arroyo Algodón, junto con personal de la Patrulla Rural Sur, llegaron al lugar de los hechos comisionados por la central de comunicaciones.

Al costado de un arroyo, cerca de un puente, yacía muerto el septuagenario. Acompañando a su amigo estaba Lehmann, visiblemente herido. Esta segunda persona pudo brindar detalles de lo ocurrido, testimonio que permitió dar comienzo a las averiguaciones.

Lehmann relató que mientras pescaban en el arroyo se apersonó Marcos Orosco, quien tras una discusión efectuó un disparo.

Un informe ordenado por la Fiscalía de Instrucción de Tercer Turno, a cargo de René Bosio, determinó que el disparo recorrió una corta distancia (entre 5 y 10 metros).

Además, llegó a la conclusión de que el proyectil impactó en una zona vital y sensible del cuerpo humano (debajo de la cabeza y por sobre el cuello).

Lo que causó la muerte del pescador fue un shock hipovolémico por hemotórax por múltiples heridas de proyectil de arma de fuego.

Lo que se lee ahora