Nacionales | Stiuso | Cristina Fernández de Kirchner |

Le niegan al exespía Stiuso el acceso al expediente por el intento de magnicidio

Había pedido ser parte porque su nombre aparece en búsquedas de Google realizadas desde el teléfono de Fernando Sabag Montiel

La Cámara Federal ratificó el rechazo al exespía Antonio Stiuso al acceso a la causa en la que se investiga el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner.

Stiuso, quien no es parte en el expediente, había pedido tomar conocimiento de él porque el principal imputado, Fernando Sabag Montiel –preso por haberle gatillado en la cabeza a la vicepresidenta- había buscado su nombre en internet.

De la información sobre el teléfono de Sabag Montiel recuperada del almacenamiento en "la nube" surgió que, entre múltiples "googleos", aparecía el nombre del exhombre fuerte del espionaje vernáculo, expulsado de la Sidepor Cristina Kirchner luego de haber utilizado sus servicios durante la mayor parte de sus mandatos.

Debido a ese hallazgo, Stiuso presentó en el expediente una "solicitud de tomar vista y/o conocimiento de la información que alude a su persona, obtenida del teléfono celular".

Alegó que "existía en el caso un gravamen irreparable por afectación al derecho de acceso a la información pública, para lo cual invocó un interés legítimo".

Además, advirtió que no se trataría de información secreta, pues ese dato ya había trascendido a la prensa.

La jueza María Eugenia Capuchetti, primero, y los camaristas federales Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, ahora, consideraron que "no se distingue, ni el impugnante logra demostrar de modo suficiente, cuál sería aquel actual y concreto gravamen irreparable que tal decisión le acarrearía y que habilitaría hacer lugar a la solicitud aquí analizada".

Llorens, Bruglia y Bertuzzi habían quedado bajo la mira del kirchnerismo luego de disponer las excarcelaciones de los cuatro detenidos integrantes de la agrupación Revolución Federal, procesados por instigación a la violencia aunque sin que se les haya comprobado un vínculo directo con Sabag Montiel y quienes se encuentran detenidos como sus presuntos cómplices.

Una “delirante”

Este fin de semana, Agustina Díaz, quien estuvo detenida durante dos meses como "partícipe secundaria" del atentado, habló por primera vez tras ser liberada y dijo que Brenda Uliarte "era una delirante", a la vez que remarcó "que se banque las consecuencias".

En las últimas horas, la Sala I de la Cámara Federal porteña indicó que Díaz debía ser dada en libertad por falta de mérito.

Díaz fue considerada como una sospechosa más porque tenía una amistad con Uliarte, la novia de Fernando Sabag Montiel.

"Brenda fue parte de mi vida durante varios años. Era posesiva conmigo. Durante este último tiempo ella comenzó a ir a marchas, tirar estados criticando al Gobierno. Era raro, porque ella cuando se trataba de política no hablaba mucho. Detestaba al peronismo y nada más", expresó en el programa Periodismo Para Todos (PPT), que se emite por El Trece.

"Como yo sabía que era una persona bastante fantasiosa, muy delirante, yo no le prestaba atención. Nunca creí que eso podía llegar a ser real. Intentaba que bajara un poco los humos de esa fantasía, yo quería traerla un poco a la realidad. Eran delirios suyos", insistió.

"Yo nunca le creí que todas las cosas que ella me había dicho fueran a ser verdad después", agregó Díaz, quien prefirió no mostrar su cara y dar la nota por vía telefónica, ya que "está el miedo constante de que me pueda llegar a pasar algo porque uno nunca conoce los límites de otras personas".