Provinciales | supermercados | Precios | febrero

Los supermercados, preocupados por la aceleración de la suba de precios

El presidente de la Federación Argentina de Supermercados, Víctor Palpacelli, indicó que febrero cerró con incrementos promedio de entre 6 y 7 por ciento. "Se hace difícil sostener las estructuras comerciales así", señaló

Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y de la Cámara de Supermercados de Córdoba, señaló que al sector le preocupa la aceleración de la inflación, que en febrero se extendió de manera considerable a todos los rubros, porque está provocando mermas en el volumen de ventas y, por lo tanto, hace peligrar la sostenibilidad de los negocios.

El empresario señaló que esperan que marzo muestre una dinámica distinta en los precios.

- Hay una situación de mucha presión inflacionaria. ¿Cómo está afectando a los supermercados?

- Lo venimos informando periódicamente: hay una preocupación permanente en el sector porque, evidentemente, existe esa presión constante sobre las modificaciones de condiciones, modificaciones de listas de parte de nuestros proveedores. Y nos preocupa la situación por el escenario inflacionario que existe. Somos conscientes de que en un escenario de esta naturaleza y cuando vemos que no ceden los índices inflacionarios, evidentemente, todo esto va a precios y cada vez se hace más chico el bolsillo del consumidor. Por ende, lejos de recuperar unidades perdidas, seguimos perdiendo unidades interanualmente y eso hace que cueste cada vez más sostener las estructuras comerciales. Por eso la gran preocupación del sector. En el mes de febrero, estamos viendo, hemos cerrado con aproximadamente un 6 o 7 por ciento de aumentos de precios en promedio en todas las categorías pese a los programas vigentes de precios cuidados.

Notamos que en febrero se han visto índices que nos llaman la atención en algunas categorías que pensábamos que no iban a tener el movimiento de precios que han tenido. Notamos que en febrero se han visto índices que nos llaman la atención en algunas categorías que pensábamos que no iban a tener el movimiento de precios que han tenido.

- ¿Ese 6 o 7 por ciento de aumento en febrero es una aceleración de la inflación con respecto a los meses anteriores?

- Si bien todos los meses estamos mal acostumbrados por un proceso inflacionario que no es nuevo, notamos que en febrero se han visto índices que nos llaman la atención en algunas categorías que pensábamos que no iban a tener el movimiento que han tenido. Algunos están en el top ten, como los huevos, que es un tema estacional, las verduras, el sostenido aumento de las carnes, que lo padecimos en enero y ahora en la última semana de febrero. Son artículos que hacen a la canasta básica, que son fundamentales y por eso nos preocupa la situación.

- Usted decía que esto complica el modelo de negocios de los supermercados que tienen como base el volumen.

- Nuestro formato de negocio se asienta fundamentalmente o busca el equilibrio en la alta rotación. Cuando la rotación cae, evidentemente nace la preocupación. Creemos que lo fundamental no solo para nosotros sino para todos los sectores, y principalmente para el consumidor, por el control inflaciaonario, de los índices. Por eso siempre manifestamos que estamos de acuerdo con las mesas permanentes de diálogo en nuesto sector con todos los eslabones de la cadena de comercialización: con el mayorista, el productor, el industrial, el comerciante y el Gobierno para encontrar los caminos acordes. Ylo que necesitamos fundamentalmente es que los ajustes y las variables del Gobierno a nivel macroeconómico sean los adecuados para que cada mes podamos deterner poquito a poquito las escalas inflacionarias.

-El Gobierno ha reconocido que está perdiendo la batalla en los precios los alimentos. ¿Es una dinámica que lo está sobrepasando, a pesar de que intenta contener con controles?

- Personalmente creo que los controles de precios no han prosperado en el tiempo: en determinadas situaciones algún control en algunas categorías, en canastas acotadas de precios y por tiempos acotados pueden ayudar a sostener alzas indiscriminadas. Pero hay que evaluarlo, revisar la situación periódicamente y estar en una mesa permanente de diálogo con el industrial y el comerciante. Es la única forma de sostenerlo. Sabemos que desde la Secretaría de Comercio de la Nación se ha abierto esa mesa. Entonces, realmente instamos a que eso se mantenga abierto porque el diálogo es fundamental pero los resultados nos están diciendo que la aceleración de la inflación crece y eso es preocupante para todos.

- Febrero ha sido un mal mes, ¿qué noticias tienen de los proveedores con respecto a los aumentos en marzo?

- No tenemos mayor información con respecto a eso. Esperemos que marzo sea un mes más tranquilo. Aunque no debería corresponder, cuando los mercados, como por ejemplo de la moneda extranjera, están tranquilos como en las últimas dos semanas creo que trae un determinado alivio. Esperemos tener un mes en el que podamos controlar esas variables y que sea un mes en que los índices inflacionarios cedan.

- El contexto externo no está ayudando.

- Exacto, hay que tener en cuenta ese elemento también. El contexto externo hay que tenerlo muy presente porque no ayuda. Las commodities están subiendo y eso tracciona el precio de los alimentos. Lo estamos viendo a nivel mundial, no solo pasa en Argentina, sino también en países limítrofes, en Europa. Debemos trabajar en conjunto y en consenso para encontrar variables de ajustes y que podamos todos, con nuestra responsabilidad empresaria, aportar lo que haga falta para sostener al país en este momento.

Marcos Jure. Redacción Puntal