Policiales | suspenso | Violencia | condena

Dos hechos de violencia y una condena en suspenso

Un joven que confesó dos hechos de violencia, uno contra su expareja y otro contra un familiar de ella, fue condenado ayer en la Cámara del Crimen a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, motivo por el cual pudo recuperar la libertad tras la audiencia.

Los delitos, que terminó reconociendo Jonathan Nicolás Cardozo (28), ocurrieron, en primer lugar, el 26 o el 27 de diciembre del 2022 (la fecha exacta no logró ser precisada con exactitud durante la investigación), cuando fue detenido por lesiones leves calificadas por el vínculo y por el género; y el 16 de mayo del año pasado, cuando incurrió en dos hechos de amenazas, una agresión con arma y otro episodio de lesiones leves calificadas por el vínculo y por mediar violencia de género.

Cabe señalar que el encartado se encontraba con prisión domiciliaria por cuestiones de salud.

Antes del veredicto, leído por el secretario Walter Rodríguez, el imputado declaró ante el juez Félix Alejandro Martínez que su oficio es vendedor ambulante, que no consume drogas y que no registra condenas anteriores.

Entre las condiciones que le impuso la Cámara del Crimen, se encuentran el impedimento de relacionarse o contactarse con las víctimas, como así también el pedido de que realice un tratamiento psicológico acorde a su problemática.