Tranquera Abierta | Tambos | Gobierno Nacional | Mesa de Enlace

Denuncian una situación terminal de los tambos de todo el país

"La Emergencia Agropecuaria, en las provincias que se declaró, es insuficiente. Esperamos un Estado que brinde herramientas, que compense el bajo precio que recibe el productor, quita de retenciones para que se recupere el precio al productor y financiamiento", remarcaron

La Mesa de Enlace de entidades agropecuarias reclamó al Gobierno que tome "medidas urgentes" para asistir a los productores lecheros y evite la “desaparición despiadada” de los tamberos.

Con ese fin, consideró necesario compensar el bajo precio que recibe el productor, quite de retenciones para que se recupere el precio de venta y financiamiento específico para el sector.

“Desde hace más de un año que los tamberos venimos planteando al Gobierno Nacional que tome medidas urgentes que frenen la desaparición despiadada de productores y los remates de tambos a precios viles”, señaló la Mesa de Enlace.

Y aseguró que, hasta el momento, “no hay ni hubo voluntad política de hacer las reformas estructurales de la cadena. El tambero es el más vulnerable por el precio que recibe de su leche cruda. El resto de la cadena se financia con el quebranto del tambero”.

Ante esta situación, los dirigentes del agro advirtieron que los tamberos no tienen posibilidades de seguir produciendo porque hace más de 15 meses que están produciendo a quebranto.

“Hoy no hay más posibilidades de seguir produciendo. Hace más de 15 meses que los productores tamberos están produciendo a quebranto. De hecho, según datos oficiales, ya han desaparecido más de 400 tambos hasta octubre de 2022. En estos días observamos con dolor el remate de tambos por todo el país. Lamentablemente, se empezaron a liquidar vaquillonas y terneros, situación que atraviesan todos los productores, pero en los últimos quince días se ve una importante venta de tambos, con vacas donde se evidencia que ha golpeado la falta de alimento. Ya no hay un lugar donde el sector esté más afectado, sino que el problema es generalizado, a todas las cuencas y los tamaños”, remarcó la Mesa de Enlace.

En ese punto, detallaron que el productor que vende el tambo es porque “ya no puede continuar por dos factores que hacen a la situación terminal: la sequía registrada desde hace dos años o más en algunos casos, y la imposibilidad de comprar alimentos externos como el maíz o pellets de soja, por el alto costo que hoy representa. Los alquileres tienen precios distorsionados. El precio que se le paga al productor por litro de leche no acompaña ese aumento en los precios de los insumos, por lo que se queda sin la posibilidad de adquirirlos e inevitablemente termina vendiendo los rodeos de producción”, indicaron.

“Esta producción es inviable en un país donde solo se propicia el monocultivo y la concentración. Mientras el tiempo pasa y el Gobierno especula, los productores van quedando en el camino”, concluyó.