Internacionales | tasas | Gran Bretaña | Bancos

Por la inflación, Gran Bretaña y Suiza también subieron las tasas

Sobrevuela el fantasma de una recesión. Los índices de Wall Street se desplomaron

Las alzas de tasas de los bancos centrales de Suiza y Gran Bretaña reavivaron ayer el temor a que los intentos de las autoridades monetarias por frenar la inflación puedan provocar una fuerte desaceleración del crecimiento mundial o una recesión.

El Banco de Inglaterra (BoE) elevó las tasas de interés por quinta vez consecutiva al 1,25% para hacer frente a la creciente inflación de la que advirtió podría alcanzar un máximo del 11% para octubre, la cifra anual más alta en cuatro décadas.

La decisión del BoE sigue en línea con la Reserva Federal de Estados Unidos, que anunció anteayer el mayor aumento de las tasas de interés en casi 30 años como parte de su estrategia para detener el incremento de la inflación, elevando la tasa de referencia de los préstamos en 0,75 puntos porcentuales.

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (MPC por sus siglas en inglés) está tratando de desacelerar aún más una economía casi estancada en un intento de volver a controlar la inflación.

El MPC también informó que está listo para "actuar con fuerza" si fuera necesario, lo que indica nuevas subas de tasas en los próximos meses.

En ese marco, los índices bursátiles estadounidenses se desplomaron ayer porque crece el temor a una recesión, tras las medidas adoptadas por los principales bancos centrales para frenar el aumento de la inflación después de la mayor suba de tasas de la Reserva Federal desde 1994.

El índice de referencia S&P 500 sufrió su sexta caída en siete sesiones. Las acciones habían subido el miércoles, luego de que la Reserva Federal anunció una agresiva suba de tasas de 75 puntos básicos, tal y como se esperaba, lo que ayudó al índice a romper su mayor racha de pérdidas diarias desde principios de enero.

Sin embargo, las alzas de tasas de ayer de los bancos centrales de Suiza y Gran Bretaña reavivaron el temor de que los intentos por contener la escalada inflacionaria generen una enfriamiento del crecimiento mundial o una recesión.

"Eso es lo que la gente está reevaluando hoy: cuál es la probabilidad de una posible recesión y si los beneficios corporativos llegarán a las estimaciones de los analistas o se reducirán", dijo Tom Hainlin, estratega de inversión global del grupo Ascent Private Wealth de U.S. Bank Wealth Management.

"Los suizos salieron y sorprendieron a todos hoy y dijeron que estamos menos preocupados por la fortaleza de nuestra moneda y más preocupados por la inflación".

Según datos preliminares, el S&P 500 perdió 121,87 puntos, o un 3,2%, a 3.668,12 unidades, mientras que el Nasdaq perdió 448,28 puntos, o un 4%, a 10.650,88. El promedio industrial Dow Jones cayó 727,65 puntos, o un 2,4%, a 29.940,88 unidades.

Los 11 principales sectores del S&P bajaron, pero el panel defensivo de productos básicos de consumo sufrió menos que el mercado en general, ya que acciones como las de WalMart, General Mills y Procter & Gamble subieron.

Los valores de crecimiento se vieron fuertemente afectados, con una caída cercana al 4% del índice que los agrupa.

El índice S&P 500 se ha desplomó cerca de un 23% en lo que va de año y recientemente confirmó el inicio de un mercado bajista.