Arquitectura | techo | Vegetales | ciudades

Techos verdes: dudas y certezas sobre una apuesta ambiental

Sin dudas que la implementación de una cubierta vegetal contribuye a la purificación del aire, fundamentalmente en las grandes ciudades que carecen de pulmones verdes. Asimismo, existen mitos y verdades sobre esta decisión

Lo que parecía una realidad de las grandes ciudades europeas o de Norteamérica, se vuelve poco a poco una tendencia que ya se adopta en las principales urbes del país y se debate progresivamente en el interior. A tal punto, que en Río Cuarto ya se analiza a nivel de Concejo Deliberante la posibilidad de dotar de techos verdes a edificios públicos como un aporte al medio ambiente en el marco de las acciones para revertir el cambio climático, lo que representa una preocupación mundial.

Es sabido que una cubierta verde puede ayudar a eliminar la polución, trayendo oxígeno y frescura a las ciudades. Asimismo aún existen tabúes sobre la implementación de techos verdes en las edificaciones, algunos infundados y otros supeditados a la manera en la que se ejecuta la cubierta de forma tal que se garantice un correcto funcionamiento.

Los techos verdes pueden variar en complejidad, desde un sencillo espacio con plantas pequeñas hasta toda una superficie adaptada para constituir un gran jardín. Sus características y tamaño varía según el resultado que se busca, desde mejorar el entorno hasta ser utilizado como aislante térmico y purificador del aire a su alrededor.

Ventajas:

  • Reduce la contaminación: la presencia de ejemplares vegetales favorece al proceso de purificación del aire.
  • Aportan valor estético: la diversidad de especies permite jugar con el diseño de jardines en las cubiertas de techo, otorgando diseño personalizado.
  • Es aislante térmico: está comprobado que una correcta implementación de un techo verde permite reducir la temperatura interior en verano y reducir la pérdida de calor en invierno, logrando así un ahorro en el consumo energético para el acondicionamiento de espacios.
  • Permite cultivar vegetales: así como cualquier huerta de patio, disponer de un techo verde nos dará también la posibilidad de cultivar vegetales y frutos para el consumo hogareño.

Críticas:

  • Añaden peso a la casa: si no se proyecta profesionalmente, considerando las cargas que van a incidir sobre la estructura, puede implicar un sobrepeso para la edificación.
  • Requieren mantenimiento: al igual que el jardín exterior de una vivienda, las plantas elegidas para embellecer nuestro techo verde demandarán de asistencia, riego y mantenimiento para que la cubierta luzca como pretendamos.
  • Fuente de humedad: si queda mal instalado, el techo verde puede retener y filtrar agua al inmueble.
  • Costos: su implementación en algunos casos puede ser bastante costosa y esa inversión va a estar supeditada a las características de la cubierta, las especies que va a contener y la finalidad de uso que pueda tener el nuevo espacio.