Provinciales | testigo | amigo |

Inexplicable citación de un amigo íntimo de Macarrón

La presencia de José Hernán Stinson -¡el testigo número 51 que desfiló por los tribunales!- fue difícil de entender, en una causa que viene acumulando varios testimonios irrelevantes.

Amigo íntimo de Marcelo Macarrón desde la adolescencia, Stinson se acercó a la vivienda de la Calle 5 número 627 de Villa Golf para cerciorarse de la trágica noticia que le acababan de dar aquel domingo 26 de noviembre de 2006. “Me llamó otro amigo, Heraldo Wittock, para decirme que Nora se había suicidado. Entonces, salí para la casa de ella y me encontré con una maraña de gente en la puerta. Me dije para mí que no tenía sentido que yo entrara, así que me fui y cuando me estaba volviendo me cruce con la madre de Nora que estaba llegando”. En la intrascendente frase se agotó la relación de Stinson con el suceso.

Acaso por eso, el fiscal se permitió la digresión de recordar al tribunal que el testigo era dueño de un tradicional comercio de la ciudad -Ferrelec S.R.L.- que durante la pandemia cerró sus puertas después de funcionar durante 63 años.

En el otro extremo de la sala, el defensor Marcelo Brito aprovechó la estrecha relación del testigo con su cliente para hacerlo hablar largos minutos de la amistad con Macarrón. En tono edulcorado, invitó a Stinson a que se explayara lo más que pudiera sobre “los tiempos de adolescencia de Marcelo”, “la faceta deportiva de Marcelo” o “cómo eran los tiempos de estudiante de Marcelo”, frente a la ostensible impaciencia del jurado popular que sólo el letrado cordobés pareció no advertir.

Bastaba un simple paneo.

En el tramo más soporífero del testimonio de Stinson, una de las mujeres ubicadas detrás de los jueces técnicos se emprolijaba las cutículas mientras aguardaba algún dato para apuntar, otro de los jurados se exploraba largamente el lunar de una de las manos y una tercera jurado se cruzó de brazos en lo que parecía una muda protesta, frente a un testimonio que claramente se estaba extendiendo más de lo que ameritaba.

¿Tomará nota el tribunal de bochornos como el de ayer para depurar la lista de testigos?

A. F. Especial para Punta l