Provinciales | testimonios | Julio Rivero | lectura

Con las renuncias solicitadas, ya no habrá declaraciones presenciales de testigos

A los 82 testimonios dados de baja por la defensa, se suman otros 84 que había pedido el fiscal Julio Rivero. Ya pasaron 72 testigos por la sala de audiencias y se incorporarán 60 por lectura

Con las bajas solicitadas por la fiscalía de Julio Rivero y la defensa del único imputado Marcelo Macarrón, representado por el abogado Marcelo Brito, se estima que ya no habrá declaraciones presenciales en la sala de audiencias en el marco del juicio por la muerte de Nora Dalmasso.

Es que a los 82 testimonios que solicitó dar de baja la defensa se suman otros 84 descartados a pedido del fiscal Julio Rivero.

Si en esa suma se acoplan los testimonios de los 72 testigos que hasta la fecha desfilaron por la sala de audiencias más otros 60 que de aquí en más empiezan a incorporarse por lectura se alcanza la cifra de 298 testigos que inicialmente se barajaban como número de declaraciones.

En tanto, en la jornada de hoy se da inicio a la lectura de esos testimonios, mientras que en el arranque se registró otra vez el apartamiento del imputado Macarrón, excusado por la afección en la salud que atraviesa.