Deportes | Ticino | verdad | Romero

"Nada es casual, y Ticino trabaja bien"

Romero dijo que "no es casual que Páez sea el mejor, ni que Atlético saliera campeón"

No existe la fórmula del éxito, pero tampoco es casualidad cuando un equipo sale campeón, y tampoco cuando un club crece en infraestructura, y lo acompaña de más vueltas olímpicas.

Laureano Romero afirma que “nada es casual en la vida. Ticino trabaja bien, y todos convencidos en una forma que baja línea la dirigencia. Mientras los otros clubes cambian los DT, un año traen a 10 refuerzos, y después a otros 10”.

Dejó un mensaje: “No somos magos. Trabajamos con la verdad, porque en Ticino como en todos los clubes en los que he trabajado, hay mucha austeridad. Pero se trabaja para una mejor sociedad”.

Consideró que “todos los pueblos pueden armar todas las categorías inferiores como Ticino, si se proyecta. Van chicos de Dalmacio Vélez, Las Perdices, Pasco y La Palestina. Cuando puedo le hago ver al papá que no está haciendo un gasto, está invirtiendo en que su hijo sea deportista, que conoce amigos para toda su vida, que el deporte lo educa y le otorgará salud, que ayuda a ser sociable un deporte colectivo. No sirve ir a gritarle a una cancha para que gane, está formándose un hombre”.

Dijo que “no justifico que alguien pague una entrada para insultar. Pagale a un psicólogo”.

Romero remarcó que “cuando anda mal en la escuela, debemos ocuparnos en el club. También contenemos al jugador de primera que le gusta la noche, o al que tiene problemas en su vida”.

Insistió en que “la verdad enoja, pero nuestra forma es decirnos la verdad para ser mejores”.

Sentimientos encontrados

Romero dijo que “ver a jugadores que dirigí en Las Perdices y en Ticino jugando la final de la Liga, fue emocionante, un orgullo”.

Estimó que “el fútbol es la versión chica de una sociedad. Se puede hacer un club trabajando desde abajo para llegar arriba, haciendo lo que se dice, y diciendo la verdad. También podés hacerlo con corrupción, comprando partidos y en tu club no tenés ni un vestuario en condiciones. Querés ganar un partido con el pecho, en vez de tener un estilo y forma”.

En Ticino “hay un pibe que llega primero, trae el pan, lidera la fila, se llama Ayrton Páez. Atrás hay un gran equipo y cuerpo técnico. No es casual que Páez sea el mejor, ni que Atlético Ticino sea campeón”.