Policiales | tiroteo | crimen | fue

Cadena perpetua para los tres acusados del asalto y tiroteo en Nueva Córdoba

El fallo, con jurados populares, fue por unanimidad. El hecho ocurrió el 18 de febrero de 2018, en el que murieron un agente y dos delincuentes. La Justicia pidió profundizar la investigación y cuestionó la formación policial

Tres hombres fueron condenados ayer a prisión perpetua por el asalto a una financiera cometido en 2018 en la capital cordobesa y que desencadenó un tiroteo en el que murieron un policía y dos delincuentes.

El fallo de la Cámara Octava del Crimen, con una decisión unánime de un jurado popular, recayó sobre Ariel Gramajo, Ariel Murúa Rodríguez y Diego Tremarchi, quienes fueron considerados coautores del hecho.

Mientras que los hermanos Teresa y Miguel Ángel Mitre fueron condenados a 13 años y 4 meses de prisión al ser hallados culpables en calidad de "partícipes necesarios".

La mujer trabajaba como personal de limpieza en las oficinas de la financiera asaltada junto a su hermano, y a ambos se les atribuyó haber entregado las llaves del local, y otros datos de interés, a la banda de delincuentes que luego concretó el atraco.

El asalto ocurrió el 16 de febrero de 2018 en Nueva Córdoba, y a raíz del tiroteo que se produjo durante la huida de los ladrones murieron el oficial Franco Ferraro (29) y los delincuentes Ricardo Serravalle (53) y Ricardo Rolando Hidalgo (62).

En su alegato, la fiscalía había solicitado la prisión perpetua, mientras que en sus "últimas palabras", los ahora condenados, a través de videoconferencia, culparon de las muertes a la Policía.

"La sociedad me conoce muy bien y sabe que no he cometido el homicidio y no he matado a nadie", dijo Gramajo antes de conocer el veredicto, y agregó: "Esto no fue una casualidad que justo desapareciera de la escena del crimen el revólver con el que se cometió el homicidio del señor Ferraro".

Y concluyó: "Yo soy culpable, claro que sí, de robar, que tampoco robé. La única persona que robó el 16 de febrero fue la Policía, que se roba el arma fundamental para la familia Ferraro, que está enojada”.

Agregó: “Nunca herí a nadie, no golpeé a nadie y cuando me fui en ningún momento hubo tiroteo”.

En tanto, Tremarchi también se dirigió al fiscal advirtiéndole que con los años se sabrá la verdad y se arrepentirá de su postura.

"Su deber es equilibrar la Justicia" dijo en referencia a que la banda usaba balas de punta hueca. "No existieron nunca, fue la mentira que usó para ir por el camino que quiere conducir él".

"Sí, yo le saqué la llave a mi tía", reconoció Tremarchi en referencia a Teresa Mitre. Además también quiso exculpar al hermano de ésta, Miguel Mitre: "Mi tío no sabía nada".

Actuaciones

En la sentencia, el jurado pidió que se profundice la investigación a los entonces funcionarios de la Secretaría de Seguridad que encabezaba el actual legislador Diego Hak y a altos jefes policiales por contaminar la escena del crimen y un fuerte reproche al gobierno provincial por la formación de los agentes policiales.

La Cámara Octava del Crimen de la ciudad de Córdoba solicitó profundizar la investigación sobre el destino del arma del delincuente abatido Ricardo Serravalle, al considerar de “gravedad institucional” este episodio; además, pide investigar las lesiones infligidas al cadáver del delincuente fallecido.

Por otra parte, solicitó abrir una investigación respecto a la conducta de “funcionarios de la Secretaría de Seguridad y jefes policiales” que contaminaron la escena del crimen.

En la madrugada del 16 de febrero de 2018, uno de los primeros en llegar al lugar fue el entonces secretario de Seguridad, Diego Hak, actual legislador de Hacemos por Córdoba.

En el momento del tiroteo, Hak estaba con importantes jefes policiales en un operativo en el Parque Sarmiento y apenas empezaron a llegar las novedades de lo que ocurría en Rondeau, se dirigió al lugar.

Otro fuerte párrafo del fallo es el que insta al gobierno provincial que “con carácter de urgente proceda a la capacitación del personal policial” tanto en materia de actuación en hechos como el tiroteo, como en la conservación de la escena del crimen.

Además, la Cámara ratificó que hay que investigar a los asaltados y determinar qué funcionaba en Rondeau 84.

El fallo le pide a la Justicia Federal que profundice las pesquisas sobre lavado de dinero y otros delitos de intermediación financiera y apunta contra Guido Romagnoli y Melisa Sosa, quienes sostienen que sólo en ese departamento sólo se realizaban tareas de administración de propiedades.

las más leídas