Deportes | todos | Alumni | árbitro

"No habrá ninguno igual al Loco Salinas"

Beltramo recordó cuando "lo abrazó y le dijo que gritara un gol. Y lo cobraron"

La participación de Alumni en la ACF causó furor en la ciudad. “Fue un fenómeno de los 80. Venía gente de todos lados. Me quisieron llevar a San Jorge, porque venían a vernos todos los partidos. Me ofrecieron fortuna, pero recién había nacido mi hija Jorgelina (además tiene un hijo: Agustín) y no fui”.

Era una moda ir a la cancha con toda la familia y había que llegar temprano para ubicarse en Plaza Ocampo. “Amaban a ese equipo de Alumni, porque jugaba bien, ganaba y entregaba todo. Eran tipos que habían salido de la Liga, con grandes refuerzos. Iván Miranda nos había convencido para jugar de manera tal que todos teníamos que marcar. Lo hacíamos con gusto”.

Resaltó que “a los jugadores de afuera no les resultaba nada fácil, ni les gustaba. Yo sabía que tenía que seguir al 3 o al 4. Dependía de dónde estuviera jugando yo, por derecha o por izquierda. Un día el ‘Loco’ Salinas me dijo: ‘Ni se te ocurra darle bola al ‘Nene’, a vos te necesitamos para ganar el partido, no para correr a los defensores. Pero yo corría a los defensores”.

Estimó que “Salinas era muy vivo, y respiraba fútbol. Estaba en todos los detalles. Jamás Alumni va a poder traer a otro refuerzo como ese, porque venía de ser campeón del mundo con Boca en Alemania, donde hizo un gol. Pero además, lo que hizo adentro y afuera de la cancha, no lo hace nadie”.

Insistió en que “era vivo y guapo. Contra Unión San Vicente yo desbordé y a la carrera metí el centro. La pelota pegó en el lado externo de la red contra la base del palo. Rompió la red y entró al arco. Yo caí al piso, y cuando me levanto lo veo venir al ‘Loco’ gritando el gol y me abrazó. ‘Pelotudo, gritá el gol’, me decía. El árbitro lo cobró”.

Aclaró que “contra el mismo Unión San Vicente, un año antes, no me habían cobrado un gol, que había entrado claramente. Esas cosas tenía Salinas. Te despertaba, y él hacía la diferencia con dos o tres toques. Era distinto, pícaro”.

Contra Belgrano “se hizo expulsar. Ese Belgrano tenía a Delgado, Chaparro, Cantarini, Blasón, pero el jugador clave era Ludueña. El árbitro los expulsó a los dos, y Salinas se iba a ir de Alumni. Le ganamos”.

Describió que “Alumni era un equipo de guerreros, mentalizados por ‘Nene’ Miranda para ir a la guerra, muy solidarios, y cuando Salinas se sumó a Hiotidis, Agonil, Sánchez, más el esfuerzo de todos los otros, era muy difícil perder”.