Provinciales | toneladas | cosecha | Córdoba

En Córdoba, todos los granos gruesos tienen menor rendimiento que en 2021

De todos modos, la provincia superaría los 34 millones de toneladas, sólo de granos gruesos, y dejaría a esta campaña como una de las más importantes de la historia

Aunque en términos generales podría quedar como una buena campaña por el volumen de cosecha esperado, en muchas regiones del país el ciclo de cultivos de verano fue impactado fuertemente por la falta de agua en momentos claves y luego las altas temperaturas que fueron una combinación letal.

Sin embargo, en Córdoba la producción será positiva, aunque menor al ciclo previo. Todos los cultivos tendrán una cosecha menor.

En el caso del gran protagonista cordobés, que es el maíz, el recorte de toneladas alcanzará el 12%, según estimó la Bolsa de Cereales de Córdoba en su primer informe sobre proyecciones de volumen.

Con un avance de cosecha del 18% de la superficie, la primera estimación indica que la producción rondaría en 20,8 millones de toneladas y el rendimiento promedio en 79 quintales por hectárea; ambas variables marcarían una merma respecto a la campaña pasada.

En el caso de la soja, el volumen total se recortaría el 13%. Con casi la mitad de los lotes cosechados, la producción estimada llegaría a 11,7 millones de toneladas. Este tonelaje marcaría una baja respecto a la campaña pasada, al igual que el rendimiento que, siendo de 32 quintales por hectárea, disminuyó un 8%.

Para la economía regional por excelencia también hay merma. El maní caerá en su nivel de producción un 15%. Con un rendimiento promedio en caja sucio y húmedo de 36,4 quintales por hectárea, la producción en grano sucio y húmedo para la campaña superaría las 748 mil toneladas. A la fecha de relevamiento el avance de arrancado ya cubría al 28 % de los lotes.

Durante la semana comprendida entre el 26 de abril y el 2 de mayo se pronostican precipitaciones de hasta 10 milímetros en el sureste provincial y de hasta 15 para la zona centro-oeste.

Por el lado del sorgo, la producción bajaría un 19%, según la estimación de la Bolsa de Cereales. Tanto el rendimiento como la producción de la campaña, con 43,9 quintales por hectárea y 566.500 toneladas, marcarían una baja respecto a campañas anteriores. La cosecha recién cubre al 6% de la superficie con destino a grano.

Por último, el que regresó a darle color a algunos paisajes del sur cordobés fue el girasol, especialmente sobre la ruta 35. Sin embargo, su producción tendrá una leva baja, siempre teniendo en cuenta que es un cultivo de baja extensión actualmente. Es el único que finalizó la cosecha en Córdoba y la estimación al mes de abril indica un rendimiento promedio provincial de 23,4 quintales por hectárea y una producción de 77.300 toneladas.

Con todo, la provincia se encamina a lograr una campaña gruesa de 34 millones de toneladas de granos, lo que implicaría al menos un millón de viajes de camión para poder transportarla. Entre esos valores, el volumen de maíz, que representa casi dos terceras partes, permite sostener el balance general como uno de los más importantes de la historia de Córdoba, dato que se confirmará a medida que avance la cosecha, especialmente de este cereal que es el que aporta el mayor volumen y que le permite a la provincia confirmar su liderazgo en esa producción.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal