Villa María | toneladas | Animales | alimentación

La producción local de burlanda alimenta a más de 165 mil animales

El alimento proteico llega a 7 provincias del país. Cubre a 65 mil vacas lecheras de manera diaria y a 100 cabezas de ganado en feedlots. Todo se produce mediante el procesamiento de 1.200 toneladas diarias de maíz en la planta local

En la última edición, SantiagoAcquarolli, gerente de la firma Aca Bio, habló de la imperiosa necesidad de prorrogar la denomina Ley de Biocombustibles, abordando no sólo el impacto económico y ambiental que genera sostener una economía de este tipo, sino la posibilidad de poner en riesgo fuentes laborales y negocios paralelos generados a través del etanol.

Entre ellos, en diálogo con este medio, citó que de manera directa e indirecta el mercado laboral sostiene 350 fuentes; mientras que a nivel productivo habló de la importancia que tiene la generación de burlanda en la economía regional, máxime en plena cuenca lechera.

El médico veterinario EzequielFerrari, quien además es jefe comercial en dicha firma, precisó que la producción local de burlanda alcanza a más de 160 mil animales, ya sean cabezas lecheras como de ganado de cría.

Llegar a la burlanda implica un proceso que consta de diferentes etapas -ver aparte-, aunque de manera diaria para cubrir la demanda en la industria se muelen 1.200 toneladas de maíz, lo que permite generar de manera diaria 1.000 toneladas de burlanda.

Del total, una parte pasa por el secador, lo que permite alcanzar “650 toneladas de producción húmeda, obteniendo en el mismo proceso unas 140 de toneladas de burlanda seca”.

La diferencia entre húmeda y seca es que la primera “va al 100% destinada a tambos y feedlots; mientras que la seca se destina no sólo a tambos y feedlots, sino también a plantas de balanceado, por lo que permite utilizarlas en cerdos, aves”.

Consultado sobre la estimación de animales que se alcanza con dicha producción, detalló que de manera diaria se alimenta a unas “65 mil vacas lecheras y 100 mil animales de feedlots”.

Y la cobertura no es sólo comprendida en la amplia región de Villa María, como cuenca lechera, sino que el producto se distribuye por todo Córdoba pero también en San Luis, Santiago del Estero, Entre Ríos, Corrientes, provincia de Buenos Aires y La Pampa. “Es muy grande la zona”, remarcó.

Sector preocupado

Ferrari reconoció la preocupación que implica la caída de la normativa actual -vence su vigencia en menos de un mes- no sólo por el mercado etanolero, sino porque detrás de él “se armó un gran negocio y hay mucha necesidad de consumo de este tipo de productos”, dijo con relación a la burlanda.

Y fue más allá al reconocer que hay esquemas productivos “que están armados y dependen el 100% de la burlanda”. Su incidencia en la alimentación de los rumiantes, principalmente, se basa en que es el alimento proteico más económico, “por el costo que tiene la proteína. No sólo que aporta arriba del 28% de proteína, sino también por la energía. El grano de maíz tiene el 65% a 70% de almidón; pasado a través de la fermentación y se absorbe, queda un residual del 3% de almidón y elementos nutricionales que se van a multiplicar por 3. Para los animales hoy es fundamental con relación al precio del maíz, por eso es tan buscada”.

El proceso para llegar a la burlanda

A la hora de producir burlanda, en la planta local se inicia el proceso de una base de molienda seca de grano de maíz, a la cual se le efectúa una limpieza y, una vez apto, ingresa a un molino “que muele 8 toneladas por hora por día”. “Hoy estamos en una molienda diaria de 1.200 toneladas”, explicó Ferrari.

Una vez molido, el maíz “toma contacto con agua caliente y se le hace el agregado de las primeras enzimas, que empiezan a trabajar sobre el almidón del grano de maíz para poder transformarlo en una unidad estructural”. De manera paralela, se realiza un proceso de desarrollo de levaduras “que se cultivan e hidratan. Cuando la levadura se propaga y llega a una determinada cantidad, se va adicionando al maíz, en los fermentadores. Este proceso se cumple a lo largo de 55 a 60 horas”.

Etanol

Una vez culminada dicha etapa, “se obtiene un porcentaje de alcohol que se destila para sacarle las impurezas. Allí se logra obtener un etanol que tiene una pureza del 95% y, posteriormente, mediante un proceso de vibración se le saca el agua y queda el alcohol que se les vende a las petroleras, con una pureza del 99,5% a 99,8%”, sostuvo.

Pero el elemento que resultó de la fermentación y no fue almidón como tal “continúa un paso hacia una centrífuga, que separa la parte sólida de la líquida. La sólida o torta húmeda es la parte estructural de la burlanda, tanto seca como húmeda”.

Toda el agua que se usó para la fermentación “se evapora para luego dar paso a la concentración y elevación de la materia seca del producto, incorporándose nuevamente a la torta húmeda para formar una burlanda húmeda. Allí se tiene la posibilidad de esa burlanda pasarla por los secadores”.