Villa María | Tormenta | ciudad | Río

La intensa lluvia causó anegamientos y problemas en calles de la ciudad

Además, se advirtió que el río Ctalamochita aumentará su caudal en los próximos días

Desde la madrugada, equipos municipales de la Secretaría de Ambiente, Obras y Servicios Públicos trabajaron para dar solución a los inconvenientes causados por la tormenta que dejó aproximadamente 55 milímetros de agua en la ciudad.

El titular del área, Omar Regueira, señaló que se registraron anegamientos por la lluvia en calles Granaderos Argentinos, México, Teniente Ibáñez. Junto con personal de la Cooperativa 15 de Mayo, trabajadores del Corralón lograron evacuar el agua de todas las arterias.

Además, las tareas estuvieron vinculadas con la remoción de árboles caídos en algunos puntos de la ciudad.

Así fue que se removió un viejo ombú que se encontraba en la esquina de bulevar Vélez Sarsfield y Rucci. Desde el área que intervino, aseguraron que el árbol se extrajo debido a que fue muy dañado por la tormenta y no se mantenía en pie, por lo que representaba un peligro para el lugar.

El viejo ejemplar fue cortado y se dejó la base del mismo para que vuelva a crecer.

Pero afirmaron que si eso no sucede se reemplazará por otro árbol.

Como consecuencia de la tormenta, también se registró el desborde de la laguna de retardo ubicada en el sector conocido como Smitarello. Desde el área que dirige Regueira, rápidamente se pusieron en marcha las bombas de evacuación y se incorporó una bomba arrocera para acelerar el proceso.

Previendo que las lluvias puedan continuar durante el fin de semana, en horas de la tarde se esperaba la llegada de una nueva bomba, suministrada por la Administración Provincial de Recursos Hídricos (APRHi), explicaron desde el Municipio.

Apertura de Piedras Moras

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Córdoba informó que a partir del mediodía del sábado se abrieron las compuertas del dique Piedras Moras, llevando el caudal de erogación a los 70 metros cúbicos por segundo.

Esta acción incidirá levemente en el caudal del río Ctalamochita a su paso por la ciudad, sin que signifique motivo de alerta. La decisión del gobierno provincial obedece a las precipitaciones registradas en la cuenca media del Sistema Río Tercero, entre Embalse y Piedras Moras, lo que generó una suba en el nivel del dique.