Deportes | torneo | liga | jugadores

"Queremos jugar el Federal"

Pablo Suárez afirmó que "estamos enfocados en el torneo local, pero sabemos que las otras Ligas ya definieron la situación. Atlético Ticino no quiere entrar sólo para participar, y necesita prepararse con tiempo para pelear"

Pablo Suárez no quiere regalar nada porque sabe que en el fútbol se paga con malos resultados.

Atlético Ticino es un club muy ordenado y prolijo, que tiene una gran base de jugadores propios. Con organización, lograron títulos en la Liga Villamariense.

Por ser el actual campeón, todo parecería indicar que ocupará la plaza del fútbol local en el próximo torneo Federal, a iniciarse en noviembre. “Estamos enfocados en el torneo de la Liga, que tendrá una definición muy cerrada. Por eso empezamos hace 3 semanas, y se van agregando los jugadores”.

Remarcó que “no tengan dudas que todos quieren jugar el torneo Federal en Ticino. Atlético se ganó la posibilidad de representar a la Liga, pero no hay respuestas aún. Es feo porque hablo con DT de otras Ligas, y ya se están preparando para ese torneo Federal”.

Indicó que “a nuestra Liga no le informaron la fecha de inicio. No sabemos si se confirmó para noviembre. No sabemos quién representará a la Liga. No sabemos si el torneo que ganó Atlético Ticino en enero de 2020 alcanza para que le otorguen la plaza. Pero sabemos que hay clubes que se están preparando para jugarlo en otras Ligas”.

Explicó que “ni siquiera sé quién será el DT de Atlético Ticino en noviembre, porque si no se dan los resultados en la Liga, en octubre podemos quedar sin trabajo”.

Resaltó que “confío plenamente en el plantel que dirijo. Ayrton Páez y Juan Bianchi fueron los primeros en volver, y junto a los que ganaron el torneo en 2020 quieren otra estrella para el club”.

Indicó que “ya dirigí a Alem en un torneo superior, y nos fue muy bien, pero pagamos el precio de no estar preparados a ese nivel semiprofesional. Coincido con Marcelo Becchero en que Atlético Ticino necesita tiempo para prepararse, porque no son torneos para entrar sólo para participar”.

Agregó que “para poder pelear, hay que prepararse en todos los aspectos, porque la experiencia es maravillosa cuando te va bien, pero es una pesadilla cuando te va mal. Hay que prepararse”.

Añadió que “con jugadores de la Liga se puede hacer un muy buen papel. Atlético Ticino tiene una base propia muy buena, y si los chicos que ganaron el torneo regresan al club, con poco más tendremos un plantel competitivo. Quizás algún jugador de afuera se pueda sumar, pero hay material en el club y también en la Liga para dar pelea en un torneo superior”.

Pensar sólo en la Liga

El técnico manifestó que “con el profesor Laureano Romero vemos que los pibes del club tendrán que salir a la cancha en caso de jugar el torneo Federal. El proyecto apunta a formarlos y darles rodaje. Por eso se quedaron 7 u 8 jugadores grandes del equipo campeón, se sumó Carlos Jacobi y los demás son los chicos de las inferiores, que ganaron espacio y se mostraron capacitados para poder jugar”.

Estimó que “es un plantel rico, pero muy corto. Me alegra que Ayrton Páez se recuperó bien, y que podrá hacer una base física previa al reinicio del torneo”.

Remarcó que “empezaremos la cuarta semana. La idea fue reclutar a los jugadores de a poco, para que esta semana ya podamos tener todo el plantel entrenando”.

Resaltó que “los que aprovecharon las 3 semanas, estarán mejor. Trabajamos mucho con pelota, se fueron sumando y sociabilizando”.

Apuntó que “le ganamos tiempo al trabajo. Faltan sumarse 3 jugadores, que por razones laborales recién se agregarán esta semana. Hubo 28 jugadores entrenando”.

Aseguró que “el frío y la desmotivación por no saber cuándo volvía el torneo, atentó para volver. Pero son muy responsables y profesionales para trabajar. Por eso digo que se merecen jugar un torneo Federal, y estarían a la altura”.

Explicó que “es complicado el regreso del fútbol en la Liga. Son jugadores amateur, y se hace difícil después de un impasse tan largo, pero en estas 3 semanas se fueron acomodando, y sin pensar en un trabajo físico tan intenso para que no se produzcan lesiones, ahora vamos a exigir más. La otra semana ya tenemos previsto jugar dos partidos amistosos ante Talleres de Etruria, para llegar bien”.

“Sabemos lo que queremos”

Prolijo y ordenado, Pablo Suárez disfruta dirigir a Atlético Ticino. “Todo se planifica. El 13 y el 20 jugaremos los amistosos, que acordamos con Danilo Malano en Etruria. El club es muy organizado, vemos que se resembró la cancha, que se está trabajado para que la cancha auxiliar quede habilitada para que allí jueguen las inferiores, que se sumó iluminación al predio, que se agregaron aparatos al gimnasio. Están trabajando muy bien los dirigentes. El club está muy lindo”.

Sostuvo que “de la misma forma estamos trabajando con los profesores y el cuerpo técnico. Sabemos que es fútbol amateur, somos pocos y apoyamos evitando algunos viáticos, para que no salga tan cara esta etapa de preparación. Dejamos los trabajos planificados”.

Resaltó que “Javier Bergese está en el pueblo, y llevó a adelante varias prácticas. Con Laureano Romero coincidimos en lo que tenemos que hacer en esta mini-pretemporada. Queda un mes para volver, pero son chicos que trabajan. Sabemos lo que queremos, y el 5 de septiembre hay que estar en condiciones de salir a ganar”.

Explicó que “recién el viernes pude plantar un equipo. Siempre mezclo para que todos sumen minutos, pero ahora apostaremos a definir el equipo, trabajar táctico, y verlo en los amistosos”.

Prohibido relajarse

Suárez aclaró por “no podemos relajarnos ahora. Este grupo salió campeón en enero de 2020. Hoy es otra historia, y están capacitados para seguir ganando”.

Confesó que “no los veo relajados, pero hay que prepararse para el 5 de septiembre. Tenemos 4 rivales muy duros y respetables, y es importante clasificar bien arriba para los play off”.

Destacó que “Bianchi y Páez son dos relojitos. No mezquinan esfuerzos, y ese ejemplo es fundamental para que nadie afloje”.

Añadió que “los dos arqueros están entrenando, y hay jóvenes que se están mostrando. Tengo un plantel de 13 o 14 jugadores de primera, y los otros pibes se van ganando su lugar y suman minutos”.

Indicó que “allí apunta el proyecto del club. No me quejo porque fue lo que hablamos. Se fueron los Silva, Domínguez, Coria que eran muy valiosos, pero quedó la base del club. Se sumó Jacobi y esos jugadores grandes le ofrecen su experiencia y su apoyo a los pibes”.

Estimó que “promover chicos es lindo. Con Laureano Romero vamos premiando a los chicos de inferiores, y se van sumando a las prácticas de la primera”.

Reseñó que “el foco está puesto en la Liga. Universitario, Rivadavia, San Lorenzo y Unión Central son rivales muy duros. No hemos clasificado, y no podemos relajarnos”.

Explicó que “en la Liga hay paridad, y no hay rivales fáciles. Si surge la posibilidad de jugar el torneo Federal, deberá motivarnos, porque se lo ganaron. Pero no podemos pensar en algo que no está a nuestro alcance”.

Consideró que “cuesta volver. Es preciso evaluar si se puede jugar de enero a mayo el próximo torneo. El frío no ayuda, la pandemia no terminó. Hay que cambiar y mejorar”.

Lo que se lee ahora