Villa María |

Trabajadores de la sede local de la Anses, en alerta

Reunidos en asamblea, rechazaron los despidos que se dieron en el organismo a lo largo y a lo ancho de todo el país. En Villa María, por el momento, no se notificaron bajas

Trabajadores de la Unidad De Atención Integral (Udai) Villa María, reunidos en asamblea, se declararon este lunes en estado de alerta y movilización.

Según se indicó, el posicionamiento guarda relación con la ola de despidos que se dio en la Anses a nivel nacional, con la que se registraron alrededor de 1.200 desvinculaciones.

Ante una consulta que le hizo llegar este matutino, el empleado de la sede local de Anses, Enrique Norberto Godoy, manifestó que hasta ayer no habían llegado telegramas de despido a Villa María, situación que por ejemplo sí se dio en Río Cuarto, donde se registraron tres bajas.

“Han echado en el orden nacional entre 800 y 1.300 personas, y aparentemente iban a salir más telegramas”, comentó Godoy en declaraciones a este matutino, después del encuentro que mantuvieron durante la mañana del lunes con integrantes de los gremios Apops, ATE, SECASFPI y UPCN.

“La franja que se está teniendo para despedir va del 2020 hasta el 2023. Son todos los contratos que se habrían llevado a cabo en ese momento, y también algunos que fueron reincorporados en 2020 y que habían sido despedidos en la gestión de Macri”, explicó el trabajador.

Acerca de los despedidos, puntualizó:“Son trabajadores que se necesitan hoy en la Anses. Lamentablemente, en el Gobierno, no lo ven así”.

Y agregó:“Evidentemente, hay otro objetivo que nada tiene que ver con los que nos trazamos los trabajadores”.

Preocupación

Godoy se mostró preocupado por el devenir del organismo que ahora responde al Ministerio de Capital Humano, encabezado por Sandra Pettovello.

“Nuestra preocupación apunta al futuro de la Anses, hacia dónde va a ir, porque evidentemente lo que vienen anunciando este Gobierno es la privatización del sistema o volver nuevamente al ahorro individual, dejando de lado toda acción colectiva que tiene el sistema de reparto”, exteriorizó el entrevistado.

Y sumó: “Este no es un organismo donde se mide si da ganancias o pérdidas. Es un organismo social que cubre las necesidades de una franja de edad, que es cuando ya dejaste de trabajar, a partir de los 65, en el caso de los hombres, y de los 60, en el caso de las mujeres”.

“En todo caso, también van a tener que desaparecer los Concejos Deliberante, las cámaras de diputados, los senadores, si también son cargos que no dan ganancia. Me parece que hay que medir cuáles son los gastos sociales y hacerlos, como corresponde”, apuntó Godoy.

El referente de las oficinas locales también se expresó en torno al desfinanciamiento que tuvo el sistema en los últimos años a causa de las políticas que adoptaron los gobiernos.

“Se está despidiendo gente, y la falta de trabajo, la precarización laboral y los sueldos de miseria hacen que el sistema se desfinancie. Eso no lo hacen los trabajadores aportantes, sino las distintas gestiones que pasan por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales”, explicó.

Y cerró:“Me parece que hay que rever todo. No se trata solamente de este organismo. Se está tocando a toda una sociedad basada en derechos fundamentales, y la previsión es un derecho fundamental que figura en la constitución y que está destinada a aquél que ha hecho sus aportes después de 30 años de trabajo. Cada uno de nosotros, trabajadores, en algún momento tendríamos que poder descansar”.