Nacionales | trabajadores | izquierda | Gobierno

La izquierda criticó al Gobierno y a Juntos por el Cambio por firmar el acuerdo con el FMI

La dirigente del Nuevo MAS Manuela Castañeira opinó que es "todo a expensas de las mayorías sociales"

La dirigente del Nuevo MAS Manuela Castañeira acusó al Gobierno y a la administración de Juntos por el Cambio de "haber empujado" al país a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de pagarle al organismo de crédito internacional.

"Un gobierno empujó a la Argentina al FMI y el otro le paga, todo a expensas de las mayorías sociales", definió Castañeira, al tiempo que denunció que la gestión de Alberto Fernández adoptó "un giro represivo y persigue aún más a los trabajadores".

Los dichos de la dirigente de Izquierda fueron con relación a la detención de uno de los manifestantes de la empresa Comahue, que fue detenido por reclamar el pase a planta permanente en el marco del corte en las vías del tren San Martín del pasado jueves.

Castañeira participó del plenario convocado por la Corriente Sindical 18 de diciembre en conmemoración del 1o de Mayo, que tuvo lugar en Unione e Benevolenza.

Del encuentro participaron trabajadores ferroviarios precarizados, representantes de la fábrica La Nirva, repartidores por aplicación, metalúrgicos, obreros del neumático, docentes y estatales.

En ese marco, afirmó que hay "una profunda crisis" en el país luego de dos gobiernos (Mauricio Macri y Alberto Fernández) a los que calificó como "un verdadero fracaso".

Contra los sindicatos

En la misma línea, la referente de la izquierda cuestionó el papel de las direcciones sindicales, a las que calificó de "ser cómplices del ajuste y de las contrarreformas laborales que el Gobierno y las empresas quieren imponer".

Del plenario convocado surgieron una serie de resoluciones debatidas y votadas por los trabajadores que buscan impulsar una campaña por un salario mínimo de 130.000 pesos indexado por la inflación, la pelea por su reconocimiento del Sindicato de Trabajadores de Reparto por Aplicaciones y por trabajo genuino para los trabajadores desocupados.

"Desde la izquierda tenemos la responsabilidad de ser una alternativa masiva para las y los trabajadores y para la sociedad en general. Para tal objetivo, resulta necesario superar la fragmentación y construir la unidad de la izquierda sin sectarismos que nos permita constituirnos en dicha alternativa así como llevar adelante la unidad en las luchas", concluyó.