Nacionales | trabajadores | trabajo | Salario

Movimientos sociales marcharon por San Cayetano y pidieron un salario universal

La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular se movilizó por sexto año desde la iglesia de Liniers hasta el centro porteño, donde hubo un acto central presidido por Grabois, Pérsico, Menéndez y Godoy

A seis años de la primera convocatoria, las organizaciones sociales y políticas que conforman la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Utep) realizaron ayer una multitudinaria marcha desde la iglesia de San Cayetano ubicada en el barrio de Liniers hasta el centro porteño, donde se realizó el acto central, en cuyo transcurso sus principales dirigentes advirtieron sobre los efectos de la crisis económica sobre los sectores más vulnerables e insistieron con el salario básico universal.

Bajo el lema "Pan, paz, tierra, techo y trabajo", las principales organizaciones que participaron de la marcha y el acto fueron la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Somos Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Evita y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que se identificaron con las banderas de esas agrupaciones sociales.

De nuevo en la calle

"Las trabajadoras y trabajadores de la economía popular volvemos a salir a la calle en unidad reclamando respuestas urgentes para los últimos de la fila. Nuestras propuestas son concretas: Ley Integral de Tierra, Techo y Trabajo para fortalecer a la economía popular y avanzar con un salario básico universal para terminar con la indigencia en Argentina", expresó Dina Sánchez, secretaria general adjunta de la Utep y vocera del Frente Popular Darío Santillán.

"Le pedimos a la dirigencia política que tome dimensión de la gravedad de la situación social y la necesidad de medidas urgentes", sumó la referente en un clara crítica al Gobierno a días de los primeros anuncios del flamante ministro de Economía.

Entre los manifestantes estuvo presente el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y del Frente Patria Grande, Juan Grabois, quien se mostró crítico con las medidas del tigrense y amenazó con irse de la coalición de Gobierno.

"Nos vemos en la situación de convocar al conjunto de la militancia del Frente Patria Grande para rediscutir la pertenencia de nuestros diputados, diputadas, legisladores y concejales al bloque oficialista ante el sentimiento general de nuestra fuerza de que nuestro gobierno no está defendiendo los intereses populares y existe un claro riesgo a que la hegemonía de la coalición se vuelque hacia posiciones que priorizan los intereses de las corporaciones", había expuesto el Frente Patria Grande, que cuenta con tres diputados nacionales, a través de un comunicado oficial.

Si bien aún no hay definiciones, Grabois participó de la movilización bajo el lema: "Si el poder lo ejercen sólo los de arriba, nunca va a haber justicia para los de abajo".

Participaron del acto el referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico; el subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo Social y titular del Movimiento Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez; el secretario gremial de la Utep, Gildo Onorato; el diputado del FDT y dirigente de la CCC Juan Carlos Alderete y los dirigentes de la CTA-Autónoma Ricardo Peidró y Hugo "Cachorro" Godoy y Juan Gabois.

Durante el acto, que empezó pasadas las 14 en el microcentro porteño, Onorato sostuvo que "lo que falta no es trabajo sino derechos laborales de la mayoría".

"Si nos movilizamos es porque hay problemas", dijo, pero recordó que los movimientos sociales de la Utep son "garantes de la paz social" y recordó que las crisis las sufren los sectores más humildes que "se hacen más pobres".

En un mensaje al Congreso, Onorato les recordó a los diputados y senadores que "votaron una ley que establece un salario social complementario", en referencia a la emergencia social que rige desde 2016.

"De qué planes hablan, esto es trabajo. Y salario, porque reconoce un trabajo social y da cuenta de una tarea comunitaria en los barrios más humildes y complementarios porque complementa los ingresos. Es lo que ustedes llaman planeros y nosotros decimos trabajadores y trabajadores", enfatizó.

Por su parte, el diputado del Frente de Todos (FdT) y referente de la CCC Juan Carlos Alderete exclamó: "Quieren sacarnos de la calle. No vamos a aceptar mansamente las injusticias y los sufrimientos que padecemos", dijo y denunció "persecución judicial y mediática" con allanamientos y persecuciones en diferentes provincias, procedimientos que asoció a la "mesa judicial macrista".

Aseguró que hay sectores que se preparan para avanzar con sus planes de ajuste brutal y entrega nacional y sobre los derechos" de jubilados y trabajadores.

La Unidad Piquetera anunció que se movilizará el miércoles

Organizaciones sociales que integran la Unidad Piquetera anunciaron marchar el próximo miércoles al mediodía a la Casa Rosada, donde además de los reclamos habituales pedirán una reunión con el flamante ministro de Economía.

De esa manera, los movimientos izquierda, que hace unos días poblaron la Plaza de Mayo, otra vez saldrán a las calles para protestar.

En los últimos días, los referentes piqueteros Silvia Saravia (Barrios de Pie- Libres del Sur), Eduardo Belliboni (Polo Obrero) y Mónica Sulle (MST Teresa Vive) rechazaron el paquete de medidas que anunció Sergio Massa.

Entre ellas, la continuidad del acuerdo con el FMI, el congelamiento del ingreso de empleados públicos, topes a los subsidios de tarifas energéticas y una auditoría para los planes sociales.

"El plan de lucha de la Unidad Piquetera será parte de nuestra deliberación porque las medidas anunciadas por Sergio Massa solo prometen más tarifazo y ajuste para los trabajadores y jubilados", afirmó Belliboni, que días atrás había dicho que "el gobierno del Frente de Todos empoderaba al hombre de la embajada de Estados Unidos", en referencia al nuevo ministro de Economía.

Sulle, por su parte, consideró que "se viene más ajuste", que el Estado se encuentra superado por "una crisis alimentaria muy grande" y argumentó que "las partidas sociales, las licitaciones por alimentos, todo eso depende de Economía".