Policiales | Tragedia | Adelia María | Las Ensenadas

Tragedia de la ruta 35: hace 19 años hubo un choque también con cinco muertos

Fue a unos 30 kilómetros al norte del siniestro del lunes, a la altura de Las Ensenadas. Ocurrió en julio de 2003, cuando un automóvil impactó contra un acoplado. Las víctimas eran de Adelia María

Hace casi 19 años, la ruta nacional 35 era testigo también de una tragedia vial que había enlutado a la localidad de Adelia María, con cinco personas fallecidas. Fue a la altura de Las Ensenadas, en jurisdicción policial de Santa Catalina-Holmberg.

En la mañana del 18 de julio de 2003, a unos 30 kilómetros de la grave colisión del lunes por la noche, por la que murieron cinco miembros de una familia de Río Gallegos, se había registrado un fatal accidente con el lamentable saldo de cinco víctimas que iban en un remis que colisionó el acoplado de un camión.

En la fría mañana, a las 7.55, una Chevrolet Lumina conducida por Marcos Luis Antonioni, de 37 años, a quien acompañaban cuatro mujeres, embistió de atrás al acoplado tirado por un camión Mercedes Benz, que era guiado por un vecino de General Pico, La Pampa.

Ambos vehículos transitaban por la ruta nacional número 35, a 18 kilómetros de nuestra ciudad, frente a la estancia Las Mascotas, a la altura del paraje Las Ensenadas.

El chofer del camión dijo que fue chocado desde atrás, cuando circulaba a unos 70 kilómetros por hora. El remis quedó enganchado en el paragolpe del camión y fue arrastrado varios metros hasta que el camionero logró frenar la unidad.

La camioneta era empleada como un transporte diferencial de pasajeros entre la localidad de Adelia María y Río Cuarto.

Tras el choque, la camioneta quedó destrozada y todos sus ocupantes muertos.

Además del conductor de la Lumina, fallecieron Daniela Chaparro, de 23 años; Clara Gómez de Nazario, de 50; Teresa Argüello, de 46, y Guadalupe Peñaloza Argüello, de 10, todos oriundos de Adelia María. El siniestro había generado una profunda consternación en el pueblo.

Familia destruida

La colisión del lunes por la noche, en el kilómetro 662, en la zona de Villa Marcelina, en jurisdicción de Coronel Moldes, dejó el saldo de una familia entera fallecida, entre ellos un bebé de 20 meses, que regresaba de sus vacaciones en Salta y regresaba a la ciudad de Río Gallegos.

El automóvil era conducido por Jorge Cruz, de 45 años, acompañado por Noemí Cruz, de 34 años, el bebé de un año y ocho meses y los adolescentes de 13 y 16 años que murieron calcinados en la parte trasera del Peugeot 307 colisionado por la camioneta Volkswagen Amarok, que era conducida por Alex Melano, de 34 años, con domicilio en Coronel Moldes, quien se recupera de las lesiones sufridas en el violento choque.

Tras el siniestro, ambos vehículos se prendieron fuego y debió intervenir bomberos de Coronel Moldes.

La Fiscalía de Instrucción de Cuarto Turno esperaba ayer el informe preliminar sobre las autopsias practicadas a los cinco fallecidos de la tragedia vial del lunes.

Además, el fiscal Daniel Miralles recibirá en los próximos días el informe de Policía Científica que realizó los peritajes en el lugar del siniestro, con el fin de determinar la mecánica del accidente.