Policiales | trágico |

La familia que murió en la ruta 35 volvía de pasar las fiestas de fin de año en Salta

Desde hacía varios años estaban radicados en Río Gallegos. Dolor en ambas ciudades. Los cinco miembros de la familia Cruz fallecieron en el acto. Se trata de la pareja y sus tres hijos; uno de ellos, de 20 meses

La familia que murió en la noche del lunes en la ruta nacional 35 a la altura de Villa Marcelina en el trágico choque entre un automóvil y una camioneta retornaba a Río Gallegos luego de pasar las fiestas de fin de año en la ciudad de Salta, de donde eran oriundos.

La tragedia vial del kilómetro 662 de la ruta nacional Nº 35 terminó con la vida de cinco integrantes de la familia Cruz; entre ellos, un bebé de un año y ocho meses.

Luego de haber compartido dos semanas de reencuentro y festejos con familiares y amigos del barrio Norte de la capital salteña, en la mañana de lunes, Jorge y Noemí, junto con sus tres hijos, iniciaron el largo camino para regresar a sus actividades cotidianas en la capital de la provincia de Santa Cruz. En total eran casi 3.500 kilómetros de recorrido entre ambas ciudades.

La tragedia llegó minutos antes de las 21, cuando en medio de una llovizna se produjo el violento choque entre el Peugeot 307 en el que viajaba la familia y una camioneta Volkswagen Amarok, que era conducida por Alex Melano, de 34 años, con domicilio en Coronel Moldes.

El impacto fue de tal violencia que los ocupantes de la parte delantera del automóvil salieron despedidos del habitáculo y ambos vehículos quedaron envueltos en llamas.

Alertados por los automovilistas que circulaban por la ruta, dos dotaciones de bomberos de Coronel Moldes se llegaron hasta el lugar para controlar el incendio y rescatar a las personas involucradas, en la principal tragedia vial de la zona.

Junto con personal policial, los bomberos se encontraron con el terrible cuadro de tres muertos; entre ellos, un bebé. Procedieron a rescatar al conductor de la pick-up, que había sufrido lesiones de relevancia, por lo que fue trasladado al Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto.

Cuando completaron la tarea de apagar el fuego observaron que en el interior de automóvil había dos adolescentes calcinados.

En consecuencia, la cifra de fallecidos se elevaba a cinco y todos se desplazaban en el vehículo de menor porte.

Desde la Fiscalía de Instrucción de Cuarta Nominación de Río Cuarto, a cargo de Daniel Miralles, se dispuso la realización de las pericias de rigor para determinar la mecánica de la colisión. La tarea estuvo a cargo de Policía Científica.

Si bien ambos vehículos iban en sentido contrario, los peritos tratan de establecer cómo se produjo el impacto de la camioneta en la parte lateral del vehículo.

La pericia accidentológica será clave para determinar la responsablidad de los conductores en el terrible choque.

La ruta estuvo cortada hasta cerca de las 2 de la mañana, cuando tras las tareas del personal del Ministerio Público Fiscal se retiraron los cuerpos y se liberó la ruta. Para la circulación de los automóviles se diagramó un by-pass por la banquina.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue del Hospital San Antonio de Padua para la realización de la correspondiente autopsia.

Cerca del mediodía de ayer se brindaron precisiones sobre la identidad de las víctimas fatales: Jorge Ariel Cruz, de 45 años; su esposa Noemí Magdalena Cruz, de 34; Joshue Ibrahin Cruz, de 20 meses; Ulises Ezequiel Cruz, de 16 años; y Nahuel David Cruz, de 13.

Por su parte, el conductor de la camioneta, con domicilio en Coronel Moldes, se encontraba internado en el Hospital San Antonio de Padua. Los médicos que lo asisten le diagnosticaron traumatismo de abdomen y de tórax y permanecía en observación.

“El dolor que nos dejan es insoportable”

“El dolor que nos dejan es insoportable, muchos sueños rotos y tanta vida por vivir”, escribió Rosana Cruz, hermana de Noemí, en su cuenta de Facebook para graficar el dolor por el terrible accidente que terminó con la vida de un familia que estaba radicada en Río Gallegos desde hacía varios años, aunque eran oriundos de la ciudad de Salta.

famila cruz accidente.jpg

Rosana, quien reside en la capital salteña, posteó en las redes sociales: “Mis amores cuánto dolor siento no lo logro entender todavía, no lo logro creer quiero pensar que todo es un mal entendido, una equivocación. Que descansen en paz”.

En tanto, Belén, cuñada de Jorge, quien vive en Río Gallegos, escribió en su cuenta de Facebook: “Creí que este año sería muy bueno pero empezamos de la peor manera, no encuentro consuelo para este dolor, jamás creí que podríamos llegar a pasar por algo así; algo tan horrible. Desearía tanto que todo fuera un sueño”.