En el marco del Día Mundial del Peatón, tuvo lugar la actividad impulsada por el Municipio y desarrollada por los niños y niñas de segundo grado del Centro Educativo José Ingenieros, a los fines de generar conciencia vial tanto de peatones como conductores.

En tal sentido, los pequeños junto al equipo de Educación Vial se dispusieron con pancartas y folletos en cuatro puntos estratégicos del casco céntrico.

La propuesta estuvo diagramada por la Secretaría de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, a través del área de Educación Vial, quienes asistieron a docentes y niños de la institución educativa en la confección de la cartelería y folletería.

De esta manera, se pretende promover una conducta vial tanto en peatones como conductores de motos y automóviles.

En referencia a la jornada, el titular de la cartera de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Rodríguez, remarcó: “La conducta del peatón también tiene que ver con la seguridad vial y los conductores de motos y autos deben tener el respeto que el peatón se merece al momento de cruzar”.

En la misma línea, el director de la escuela primaria, Héctor Godoy, resaltó que “es necesario modificar nuestra conducta en las calles”, por lo que la iniciativa llevada a cabo por los más pequeños, “sirve para impulsar la toma de conciencia y redoblar el esfuerzo necesario para cuidar al peatón”.

Intervención

En cuanto a la propuesta que se llevó adelante en el transcurso de la mañana del miércoles y que se repitió por la tarde, las intervenciones sucedieron en simultáneo en cuatro esquinas céntricas: Santa Fe y José Ingenieros, Buenos Aires y 25 de Mayo, avenida Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos, y Corrientes y San Martín.

Allí, los alumnos de segundo grado repartieron a peatones y conductores folletos con consejos alusivos al día y, cuando el semáforo marcaba en rojo, se apostaron en la senda peatonal y exhibieron los carteles con frases reflexivas, generando así un impacto visual de concientización. Además, se contó con el acompañamiento de adalides pertenecientes a la escuela Bernardino Rivadavia, quienes acompañaron a los niños a lo largo de la actividad.

De esta manera, quienes circulaban por la zona céntrica eran receptores de la intervención que busca generar conciencia y seguridad vial.