Villa María | Transporte | Interurbanos | aoita

Aoita se encuentra en estado “de alerta” y a la espera de que continúen los subsidios

El delegado regional, Edgardo Garmendia, explicó que sin la ayuda económica al transporte se perjudicarían los usuarios del servicio y los trabajadores

Según el delegado regional de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), Edgardo Garmendia, el gremio se encuentra en “estado de alerta” en relación a la posible quita de los  subsidios que sufrirían los transportes de media y larga distancia.

En sintonía con lo manifestado, agregó: “Estamos expectantes. Queremos que alguien garantice los subsidios tanto para los usuarios, como también para los trabajadores, permitiendo que puedan mantener su fuente laboral”.

La reunión de mañana

Garmendia se refirió al posible cese en el servicio de transporte de media y larga distancia, que estaba programado para llevarse a cabo anoche, desde las 21, pero que finalmente no ocurrió. 

Al respecto, contó que la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), tomó la decisión de “no resentir el servicio, por lo menos, hasta la reunión de mañana”.

De existir el paro en los transportes, “afectaría a Villa María, Villa Nueva y toda la región”, apuntó el gremialista.

El servicio que comunica a Villa María con Villa Nueva

El referente de Aoita a nivel regional, sostuvo que la quita de subsidios no aplicaría a la empresa local que provee de viajes interurbanos entre las vecinas localidades de Villa María y Villa Nueva. 

“La situación es para los servicios con distancias de más de 60 kilómetros y no afectaría a La Estrella”, ratificó.

El delegado manifestó no entender la decisión tomada por el gobierno nacional en cuanto al retiro de la ayuda económica. “En el mundo el transporte es subsidiado. Ahora están poniendo en jaque a todo el pueblo y otorgándole beneficios a las grandes corporaciones con ganancias siderales en los servicios”, explicó, y agregó: “Se está sometiendo a la gente a un sufrimiento extremo, como en el caso de los jubilados”.

“El otro día habló el presidente de la Fetap, Enzo Noriega, y comentó que esta situación advierte a 300 localidades, y a un total de 1300 trabajadores”, concluyó Garmendia. 



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas