Internacionales | transporte | Tarifas | plan

Suba de salarios y congelamiento de tarifas de transporte, el plan de Boric

El presidente chileno apuesta a impulsar la creación de 500 mil puestos de trabajo

El presidente de Chile, Gabriel Boric, presentó ayer una iniciativa de 21 puntos que implica la movilización de recursos públicos por algo más de 3.700 millones de dólares y que incluye medidas que apuntan a congelar las tarifas del transporte público, apoyar a las pymes, subir el salario mínimo y favorecer la creación de 500.000 puestos de trabajo.

"Chile apoya: Plan de Recuperación Inclusiva" tiene seis ejes: reincorporación del mercado formal remunerado; inversión pública; apoyo a sectores rezagados en la recuperación; impulso a las pymes; ingresos y costo de vida; e institucionalización de mecanismos de proyección económica y social.

De los más de 3.700 millones de dólares que el Ejecutivo destinará a ayudas, 1.386 millones irán a la generación de empleo y sectores castigados; 1.340 millones a ayudas directas a las familias y otros 1.000 millones al apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

“Sabemos que este plan de recuperación es un punto de partida. Los grandes cambios no se logran de la noche a la mañana, y para que sean sostenibles en el tiempo, deben ser responsables en su implementación”, remarcó Boric en el acto de presentación, realizado en la comuna de Maipú.

El mandatario detalló que "en conjunto el plan va a crear 500 mil empleos nuevos, 250 mil femeninos", y el congelamiento en los precios del transporte público regulado por lo que resta de 2022.

Para ello, se inyectarán recursos a los subsidios del sistema RED (ex Transantiago) y los sistemas de transporte público regionales y rurales regulados, de modo de evitar las alzas en tarifas que generarían los aumentos de los precios internacionales del petróleo.

No a los expertos

La medida va en contra de la recomendación de un grupo de expertos que aconsejó subir las tarifas del transporte en 30 pesos (menos de un dólar), la misma cifra de alza que en octubre de 2019 generó las protestas que luego derivaron en un estallido social.

También se incrementarán los recursos para la contención de eventuales subas en los precios de la parafina, petróleo y bencina.

Se extenderá además el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) laboral, con la ampliación de los plazos de postulación hasta septiembre, pero con foco en lo que Boric consideró “grupos prioritarios: mujeres, jóvenes de entre 18 y 24 años, mayores de 55 años y personas en situación de discapacidad”.

Eso va sumado a "un incentivo adicional para personas cuyo empleo ha tenido una recuperación más lenta", aclaró.

El titular del Palacio de La Moneda reveló que ante un eventual confinamiento generalizado –como el de la pandemia- se activará automáticamente un IFE de "amplia cobertura" y para ello se establecerá un fondo de emergencia que se usará para el pago de bonos, subsidios y el seguro de cesantía.