Villa María | tren | carga | proyecto

Familias celebran proyecto para reducir impacto del tren de carga

El pasado viernes el intendente Eduardo Accastello solicitó la creación de una comisión destinada a desarrollar un proyecto que, en un plazo de 15 años, elimine el paso de trenes de carga por la ciudad. Esta iniciativa contempla la construcción de un anillo circunvalar en la red ferroviaria.

En ese marco, la comunidad autista de Villa María ha elevado una voz de alerta ante el impacto negativo del paso del tren de carga en la ciudad.

Integrantes de la red Hablemos de Autismo y Neurodiversidad VM han solicitado ayuda para abordar las consecuencias sensoriales que sufren debido al ruido y las vibraciones producidas por los trenes, especialmente durante la noche y la madrugada.

Miembro de la red explicó cómo las bocinas del tren y las vibraciones afectan profundamente a las personas en el espectro autista. “Las personas autistas experimentan hipersensibilidad sensorial debido a su condición neurobiológica, lo que significa que estímulos que pueden parecer tolerables para la mayoría, como el sonido de una bocina de tren, pueden ser abrumadores y dolorosos para ellas”, indicó.

Aseguran que cada vez que el tren toca su bocina, las personas autistas sufren una sobrecarga sensorial que provoca estrés intenso, crisis de ansiedad y dificultades para dormir. Estos problemas no solo afectan su descanso nocturno, sino que también tienen un impacto negativo en su salud general y en su capacidad para desenvolverse durante el día.

Petición

Las familias celebraron la puesta en marcha del proyecto por parte del ejecutivo municipal.

Entendiendo que el uso de la bocina es una medida de seguridad, la organización propone alternativas tecnológicas para mitigar el impacto. Entre las sugerencias se encuentran la instalación de barreras automáticas y señales luminosas en los cruces ferroviarios, así como la modernización de los trenes con sistemas de suspensión mejorados para reducir las vibraciones.

“Solicitamos que se considere la modernización tecnológica y se asigne el personal necesario para reducir el uso de la bocina durante la noche y minimizar las vibraciones”, cierra la nota enviada al Municipio por parte de las familias.