Policiales | Tribunales | Pena | robos

Tres penas efectivas y una en suspenso por robos cometidos en coautoría

Cuatro individuos fueron sentenciados ayer por hechos contra la propiedad privada. Ocurrió en el marco de dos juicios. Las condenas más graves recayeron sobre dos sujetos que le robaron a una anciana a punta de cuchillo

Cuatro condenas, tres de cumplimiento efectivo y una de ejecución condicional, fue el saldo de dos juicios abreviados que se realizaron ayer en la Cámara del Crimen por múltiples delitos contra la propiedad privada, hechos que fueron confesados lisa y llanamente por sus autores, quienes en muchos casos actuaron en pareja y de manera organizada.

La jornada comenzó con la audiencia que enfrentaron Gustavo José “Tuquito” Aguirre (43), un pintor oriundo de Córdoba Capital pero con domicilio en Villa María, quien ya había sido sentenciado en 2012 por encubrimiento agravado, abuso de armas y portación ilegal de armas de fuego, y Nelson Alejandro “Tuky” Suárez (23), un villamariense que en los últimos años estaba viviendo en Ballesteros y que enfrentó el juicio en libertad.

Si bien los delitos que cometieron fueron varios, hubo dos que se perpetraron en coautoría. El primero de ellos tuvo lugar en marzo del año pasado en barrio Ameghino. Esa jornada, Aguirre y Suárez vulneraron un candado y se llevaron una bicicleta que se encontraba atada a un árbol. Ese mismo día, ambos sujetos se acercaron a un colegio y con la misma intención, cada uno cumpliendo un rol distinto, se apoderaron de otras dos bicicletas, haciéndose en cuestión de minutos de tres vehículos que no eran de su propiedad.

Dos condenados recibieron la pena de 7 años de prisión, otro fue sentenciado a 3 años de cárcel efectiva, y el restante podrá cumplir la pena en su domicilio.

Por su parte, y de manera particular, Aguirre reconoció ante el juez Félix Martínez otros seis delitos: un intento de robo en barrio Nueva Córdoba, en la capital cordobesa; otros cuatro robos de bicicletas y un hecho de resistencia a la autoridad.

Aguirre, quien durante el juicio contó con el asesoramiento de la doctora Ivana Castoldi, por su parte, fue declarado reincidente y condenado a la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo.

Por su parte, su compañero, quien enfrentó el juicio en libertad bajo la defensa del abogado Antonio Rusconi, fue sentenciado a tres años de prisión en suspenso, pena que podrá realizar de manera domiciliaria siempre y cuando cumpla a rajatabla una serie de condiciones impuestas por el Tribunal, entre las que se encuentra la prohibición de consumir alcohol y estupefacientes.

Otros dos condenados

El segundo juicio de la jornada los encontró a Maximiliano Antonio Cuello (51) y Darío Andrés Loenel Gaete (24) confesando la autoría de un hecho de robo calificado por el uso de arma, por el cual ambos recibieron la misma sentencia: siete años de prisión de cumplimiento efectivo.

El citado episodio, según se ventiló en la sala del quinto piso, ocurrió en un domicilio de calle Entre Ríos, propiedad de una anciana, a quien a punta de cuchillo los imputados Cuello y Gaete le robaron un televisor, una filmadora, una cámara de fotos, dos valias, dos teléfonos celulares, prendas de ropa, una caja con bijouterie y varias alhajas.

Durante la misma audiencia, Cuello también tuvo que responder ante la Justicia por un frustrado hecho de robo que tuvo lugar hace nueve años (con una barreta y acompañado de otra persona forzó las puertas de un automóvil sin lograr apoderarse de ningún elemento).

Resta señalar que el juicio fue presidido por el vocal Félix Alejandro Martínez. Además, cumplió el rol de defensora la asesora letrada del Tercer Turno, Ivana Castoldi.