Internacionales | Trump | Biden | Unidos

Partidarios de Trump se concentran para oponerse a la certificación de su derrota

Hasta último momento, el presidente saliente insiste con sus falsas denuncias de fraude.

Cientos de partidarios del presidente estadounidense, Donald Trump, comenzaron a reunirse ayer en Washington DC, un día antes de una protesta convocada por el mandatario, quien se niega a admitir su derrota frente Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre pasado, en el marco de la certificación del triunfo de su opositor que realizará hoy el Congreso.

Los seguidores del actual jefe de Estado comenzaron a llegar cerca del mediodía, cuando sumaban unos 300 que, incumpliendo la orden de la alcaldía, permanecían sin distanciamiento social ni tapabocas en una plaza cerca de la Casa Blanca.

Para varios de ellos, los medios de comunicación exageran la gravedad de la pandemia de coronavirus, que en los Estados Unidos provocó la muerte de más de 355 mil personas y contagió a casi 21 millones.

Asimismo, los manifestantes, que llegaban de todos los puntos de Estados Unidos, sostuvieron que respondían a la convocatoria de Trump a concentrarse hoy en la capital, el mismo día en que el Congreso de Estados Unidos debe certificar la victoria del presidente electo, Biden.

"Mi comandante en jefe me llamó y mi Señor y Salvador me dijo" que viniera, dijo Debbie Lusk, de 66 años, una contadora jubilada de Seattle, en la costa oeste del país.

La sesión conjunta del Congreso para la certificación suele ser una formalidad, pero Trump presionó al vicepresidente Mike Pence para que anule la victoria de Biden, al afirmar falsamente quetiene la autoridad para descartar sus votos.

Según una encuesta realizada en diciembre por investigadores de las principales universidades estadounidenses, incluida Harvard, más de la mitad de los votantes republicanos cree que Trump ganó o no está seguro de quién ganó; una confusión que alcanzó a muchos de los partidarios que comenzaron a reunirse ayer.

La invitación a la convocatoria de hoy fue tuiteada el mes pasado por el mandatario saliente, y prometió que sería un día de protestas "salvajes". Mientras tanto, gran parte del centro de la capital fue cercada y los comercios cerrados por la pandemia, pero también por temor a que haya violencia.

Esto se da tres días después del anuncio de once senadores republicanos de que se opondrán a la certificación, un movimiento que podría retrasar la confirmación de la victoria de Biden, pero no la impediría.