Internacionales | Ucrania | periodista | Guerra

Guerra en Ucrania: murieron una periodista y un niño

Los ataques fueron atribuidos por los dos países. Con el correr de las horas el pánico llega a distintos lugares y nadie está totalmente a salvo en un conflicto que se extiende

La evacuación de la región de Lugansk se detuvo oficialmente después de que las fuerzas rusas abrieran fuego este lunes contra un vehículo que iba a recoger personas y mataran al periodista francés Frédéric Leclerc-Imhoff, denunció Ucrania.

Así lo afirmó el jefe de la Administración Militar Regional de Lugansk, Sergiy Gaiday, vía Telegram, según informó el sitio Ukrinform, con el detalle de que el móvil que iba por las diez personas a evacuar era blindado.

"La metralla de los proyectiles atravesó el blindaje del vehículo. El periodista francés sufrió una herida mortal en el cuello, mientras que un policía de patrulla sobrevivió gracias a su casco", dice la cruda descripción del suceso.

En otra zona de combates, cinco personas fallecieron y 16 resultaron heridas como consecuencia de un ataque perpetrado este lunes por las Fuerzas Armadas de Ucrania contra el centro de la ciudad de Donetsk, denunció el cuartel de la Defensa Territorial.

Entre los fallecidos está un niño nacido en 2009, resalta el sitio Actualidad RT.

Según el jefe de la administración de la urbe, Alexéi Kulemzin, los proyectiles impactaron tres escuelas y en las imágenes tomadas en el lugar de los hechos se puede observar que los colegios fueron parcialmente destruidos, así como dos edificios residenciales resultaron dañados.

Mientras tanto, la representación de la denominada república popular en el Centro conjunto de control y coordinación del régimen de cese al fuego comunicó que los militares ucranianos lanzaron dos misiles con munición de racimo, usando un lanzacohetes múltiple Smerch y emplearon artillería de 155 mm durante la ofensiva.

Alexéi Kulemzin, a su vez, declaró este lunes que los últimos ataques contra la ciudad pueden llevarse a cabo con el uso de armas pesadas estadounidenses.

Al ser preguntado sobre si puede tratarse de obuses M777, el alcalde contestó: "Consideramos que es alguna nueva arma".