Internacionales | Ucrania | militar | enemigo

Ucrania asegura haber asestado "golpes devastadores" a las fuerzas invasoras

Según afirma, han muerto 14 mil soldados enemigos. Moscú reconoce solo 500 y en Occidente calculan 7 mil

Los invasores rusos experimentan grandes problemas con la dotación de unidades de combate y fuerzas de apoyo, informó el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, mientras un jefe militar del frente sur sostuvo que están cerca de recuperar la ciudad ocupada de Jersón.

Según el organismo que conduce la guerra desde el lado ucraniano, "el estado, las posiciones y la naturaleza de las acciones" de su tropa permanecieron prácticamente sin cambios en las últimas 24 horas.

Desde ese punto de vista, "los golpes asestados al enemigo han resultado devastadores", ya que según afirman destruyeron el puesto de mando y las unidades de apoyo del 35º Ejército de armas combinadas del Distrito Militar Este de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

"Además, las Fuerzas Aéreas y las Fuerzas de Defensa Aérea de las Tropas Terrestres de Ucrania destruyeron diez objetivos aéreos enemigos, a saber, dos bombarderos Su-34, tres cazas Su-34SM, tres helicópteros y vehículos aéreos no tripulados. Los datos de una aeronave más y de la muerte de los pilotos se están averiguando", siguió el informe.

"Habiendo fracasado en llevar a cabo una operación terrestre, el enemigo continuó lanzando misiles y ataques aéreos contra la infraestructura y las áreas densamente pobladas en ciudades ucranianas", continuó.

El sitio Ukrinform añadió: "Los invasores rusos continúan actuando de manera insidiosa en el espacio de la información, realizando ataques cibernéticos, destruyendo físicamente estaciones de radio y televisión, implementando una campaña de información masiva para desacreditar al liderazgo militar y político de Ucrania y las Fuerzas de Defensa".

"El personal del enemigo está desmoralizado, lo que provoca un número creciente de desertores y la negativa de los militares rusos a participar en la guerra contra Ucrania", asegura el sitio.

En tanto, 53 civiles murieron tras los bombardeos sobre Cherníguiv en las últimas 24 horas y los restos de un misil derribado arruinaron un edificio en Kiev, de acuerdo con la información oficial del gobierno de Ucrania, que también comunicó que desde el comienzo del conflicto han muerto 108 niños.

Ucrania informó ayer que Rusia perdió "alrededor de 14.000 soldados entre el 24 de febrero y el 17 de marzo", una cifra que duplica los cálculos realizados por la Otan sobre la base de la información de ambas partes y otras fuentes, mientras Moscú reconoce haber sufrido unas 500 bajas.

¿Por la reconquista?

"En la región de Mykoláiv, nuestros defensores han movido la línea del frente hacia Jersón. En un futuro cercano, Mykoláiv será la ciudad de retaguardia", anunció el jefe de la Administración Militar Regional de Mykoláiv, Vitaliy Kim, en referencia a la posibilidad de que Ucrania retome el control de Jersón, ocupada por los rusos.

"La línea del frente ha sido movida hacia atrás. Según toda la información de la inteligencia, el enemigo está cavando trincheras y no quiere hacer nada. Están sentados en casas, en sótanos, disparando en todas las direcciones”, sostuvo el jefe militar.

Añadió que “los ocupantes se están trasladando más allá de Jersón, preparando una nueva línea de defensa. Esto significa que, en un futuro cercano, Mykoláiv será una ciudad de retaguardia. Después de todo, tiene sentido que los militares hagan algo. No tienen posibilidades para atacar Mykoláiv hoy", dijo Kim.