Provinciales | vacaciones | casos | segunda ola

"Transitamos la segunda ola y estamos en descenso, pero no es el esperado"

Lo aseguró Laura López, encargada del área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia. Dijo que es necesario reforzar las medidas preventivas y cuidarse especialmente durante las vacaciones de invierno

Con indicadores epidemiológicos significativamente mejores que los registrados en el peor momento de la segunda ola de contagios de coronavirus, la Provincia sigue con atención la evolución de la pandemia y reconoce que, si bien es real que los casos vienen bajando desde hace cuatro semanas, la caída en la cantidad de infecciones es menor a la que se esperaba cuando se definieron mayores restricciones.

Al respecto, Laura López, encargada del área de Epidemiología del Ministerio de Salud de Córdoba, dijo a Puntal que el número de positivos sigue siendo alto y sugirió mantener las medidas de prevención durante las vacaciones de invierno que comienzan hoy y posibilitarán los traslados interdepartamentales.

“Nosotros observamos una reducción, pero no es lo suficientemente buena como para mantenernos estables. Frente a esa situación, con las vacaciones y el turismo, puede haber brotes en algunas localidades en las que no ha habido caídas importantes en los contagios. Es decir, el número de casos diarios sigue siendo alto. Eso es preocupante y no nos deja relajar”, señaló López.

-¿Esto quiere decir que el pico de la segunda ola no ha sido superado?

-Transitamos la segunda ola y estamos en descenso, pero no es el descenso que nosotros esperábamos con las restricciones que hubo. Necesitamos que la gente se siga cuidando, que siga apostando a la prevención para que veamos una caída mucho más marcada y tengamos un número de infectados más manejable.

-¿Qué medidas se adoptarán ante el inicio de las vacaciones de invierno?

-Se van a desarrollar operativos de testeos. La idea es que las personas se testeen antes y después del viaje. Es fundamental que se eviten aglomeraciones de personas y que se elijan los lugares al aire libre. Además, es clave mantener las burbujas.

-Se espera el regreso de las clases presenciales el 26 de julio próximo, ¿está confirmado o depende de cómo evolucionen los casos durante las vacaciones?

-La situación se evalúa de manera continua para ver si están las garantías para la vuelta a clases. Insistimos en que dentro de la escuela no se desarrollan los contagios. Es decir, los casos tienen que ver con toda la movilidad que genera la escuela. Nosotros apostamos a la presencialidad. Esperamos volver de las vacaciones y que nuestros niños tengan clases presenciales. Para eso, tenemos que seguir trabajando en toda la provincia.

-¿Cómo vienen con la vacunación?

-Estamos avanzando en personas de más de 40 años sin comorbilidades, personas con discapacidad y, desde hoy (por ayer) con la vacunación libre (sin turno previo) para los trabajadores de salud que no han recibido la primera dosis.

-¿Qué sucede con las segundas dosis?

-Se van respetando los intervalos mínimos. Tenemos muy pocas dosis de Sinopharm y la gran deuda pasa por el segundo componente de Sputnik, que no está llegando al país. Esperamos que lleguen cuanto antes para acelerar los tiempos.

-¿Qué mirada tiene sobre las variantes Épsilon y Delta?

-La Épsilon no es una variante nueva. Es decir, es la variante que nosotros llamamos California. Ya se han detectado casos en la provincia. La Delta es la que nos tiene más ocupados. Tratamos de fortalecer el sistema mixto de vigilancia junto a la Nación para controlar a los viajeros que llegan desde el exterior. Les ofrecemos cumplir una cuarentena en hoteles si no están en condiciones de hacerlo en sus casas.

-Directivos de algunas clínicas de Río Cuarto han advertido por una buena cantidad de pacientes internados con Covid-19 que habían recibido una o dos dosis, ¿es una situación particular o lo están notando a nivel provincial?

-Hay que ser cautelosos y evaluar cuántos días han pasado de la colocación de la primera dosis para saber si las personas han transcurrido los días necesarios para empezar a generar anticuerpos. De todas formas, estamos viendo, en una muy baja proporción, infecciones en personas vacunadas. Por eso, es importante decir que la vacuna no evita la enfermedad, sino que disminuye las formas graves, por lo que hay que seguir con los cuidados.

La evolución de los casos en Córdoba

Los casos de coronavirus llevan cuatro semanas consecutivas en baja. En el período de siete días que terminó el pasado sábado a las 24 horas se contabilizaron 16.434 contagios, 2.147 menos que la semana anterior, lo que implicó una caída del 11,56%.

De todas formas, a diferencia de lo que sucede en otras provincias similares a Córdoba, como el caso de Santa Fe, el promedio de positivos por jornada sigue siendo elevado: 2.347,71 cada 24 horas.

A eso hace referencia la funcionaria Laura López cuando dice que, si bien perciben un descenso, la cantidad de casos se mantiene en lo alto.

Nicolás Cheetham