Nacionales | vacuna | Sputnik V | Rusia

Se aprobó en Rusia la utilización de la Sputnik V en los mayores de 60

El gobierno de Rusia aprobó ayer el uso de su vacuna contra el coronavirus Sputnik V para personas mayores de 60 años y, según fuentes oficiales, el presidente Vladimir Putin, de 68, "dará a conocer él mismo" el momento en que se la aplicará.

"El Ministerio de Salud aprobó cambios en las instrucciones de uso del medicamento y la vacuna Sputnik V fue aprobada para todas las personas mayores de 18 años", anunció el ministro de esa cartera, Mijail Murashko, a la televisora estatal Rusia 24.

"Así, los ciudadanos mayores de 60 años también podrán vacunarse contra el coronavirus", subrayó el funcionario.

La aprobación fue anunciada después de que el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolai Gamaleya ratificara el viernes que comprobó la eficacia de la vacuna para los mayores de 60.

Hasta ahora, esa vacuna, que comenzó a usarse masivamente el 15 de diciembre, sólo se aplicaba a personas de entre 18 y 60 años.

Murashko precisó que, tal como dijo ayer el Centro Gamaleya, los últimos estudios determinaron que la Sputnik V no produce efectos adversos en los mayores de 60.

"Se hicieron análisis clínicos sobre el uso de la vacuna Sputnik V en mayores de 60 años y los expertos confirmaron su seguridad y su eficacia", dijo el ministro, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

La polémica

La semana pasada, Putin, de 68 años, informó en conferencia de prensa que no se vacunaría todavía porque aún no estaba probado que la Sputnik V fuera eficaz para personas de su rango etario.

"Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible", manifestó entonces el mandatario.

Después del anuncio de Murashko, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, informó que Putin "dará a conocer él mismo" el momento en que se aplicará la vacuna.

Aquellas declaraciones de Putin generaron polémica, principalmente en la Argentina, el primer país extranjero en autorizar la vacuna Sputnik V el miércoles pasado, un día antes de que llegara por vía aérea a Buenos Aires un cargamento con las primeras 300.000 dosis.

Quejas

En tanto, en Rusia muchas personas se quejaron a través de las redes sociales porque Moscú suministraba masivamente el inmunizante a otros países antes que a sus propios ciudadanos.

En respuesta, el primer ministro Mijail Mishustin anunció el viernes que el gobierno suministrará casi 6,5 millones de dosis de Sputnik V a sus centros médicos entre enero y febrero de 2021.

"Nuestra misión ahora es incrementar el volumen de producción de la vacuna contra el coronavirus para abastecer a todas las regiones de nuestro país", afirmó.

La Sputnik V mostró una eficacia de 91,4% en el último control efectuado en la tercera fase de los ensayos clínicos, datos que, según el director del Centro Gamaleya, Alexandr Gintsburg, "permiten afirmar con seguridad que es altamente eficaz y totalmente segura para la salud".

La autoridad sanitaria de Rusia registró el 11 de agosto la vacuna Sputnik V, que produce en cooperación con el Fondo Ruso de Inversión Directa.

La vacuna consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26 y el segundo, en el adenovirus humano recombinante tipo 5.

Se administran dos dosis, con un intervalo de 21 días, y hasta ahora estaban autorizados para recibirla en Rusia los trabajadores de salud, comercio, educación, industria, transporte, medios de comunicación y servicios sociales.

las más leídas