ventas | productos | mes

Comerciantes advierten falta de productos y preocupa la inflación

Referentes locales observan que las ventas minoristas se mantienen estables en la ciudad, mientras que la mayor preocupación que sortean es la escasez de productos e insumos para la venta y su constante reajuste

El día lunes la Federación Comercial de Córdoba compartió un informe sobre las ventas minoristas en la provincia con datos referidos al mes anterior.

La organización manifiesta que las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia de Córdoba finalizaron el mes de abril con una caída del 1,3% frente a igual mes del año anterior. Vale recordar que en abril de 2021, respecto a abril de 2020, las ventas habían aumentado 48,9%.

“Pese a que en la mayoría de los casos se han negociado paritarias, el poder adquisitivo de las familias se ve afectado constantemente por las subas de la inflación. Ni qué hablar del nivel de afectación que sufren aquellas familias que no tienen ingresos actualizados, sino que son cuentapropistas o informales”, refirió el villamariense Ezequiel Cerezo, presidente de Fedecom al dar a conocer el resultado del relevamiento.

De acuerdo con el detalle del relevamiento, los 11 rubros monitoreados por la entidad mostraron caídas en la comparación interanual, siempre respecto a las cantidades vendidas.

Los Neumáticos y repuestos tuvieron un aumento del 1,9%, mientras que el rubro muebles y decoración tuvo una baja del 1,7%; por otro lado, en tercer lugar se registró que el sector farmacéutico presentó un descenso del 1,8% en el consumo y continúan lo electrodomésticos y artículos electrónicos (-1,5%) junto con los artículos deportivos y de recreación (-1,2%).

También se ubican en la lista los productos de perfumería y cosmética (-1,2%), como así también la indumentaria, con una caída del 1,6%.

Tarjeta de crédito

Otro indicador que pone de manifiesto las dificultades de las familias cordobesas es el incremento en el proporcional de pago de consumos con tarjeta de crédito. En abril, el 79% de las transacciones se realizaron con tarjeta de crédito, y sólo un 21% al contado, en marzo el 57% de las ventas fueron con crédito.

Suba estacional

Si bien el informe provincial manifiesta una baja en las ventas, comparado con el mismo mes del año pasado, la realidad de las distintas superficies de la provincia se evidencia de manera diferente.

Tal es el caso de la ciudad de Villa María, que, si bien en el último mes se refleja una situación económica generalizada, las ventas minoristas no han caído.

Roberto Salomón, titular de la Asociación Civil de Comerciantes de Villa María, aseguró a este medio que la venta minorista se mantiene en alza en algunos rubros y eso se debe a la estacionalidad, como lo es la llegada del invierno. “Muchos rubros como la venta de ropa y calzados”,explicó.

Asimismo, señaló que, debido a que sectores ya cerraron paritarias, observan que habrá circulación de dinero. “El consumo no está tan deteriorado como para decir que es sumamente preocupante. Diría que en muchos rubros están siendo iguales que en el 2018 y eso es mucho, superando al 2019, 2020 y 2021, superando al mismo mes de distinto año”,expresó el comerciante.

De todas maneras, reconoció que hay rubros que bajaron sus ventas y Salomón lo adjudica a un hecho estacional. “Por ejemplo, el turismo, la hotelería. Tienen algunos fogonazos con los feriados pero entendemos que vienen resentidos y de situaciones que se dan en lugares 100%turísticos”, opinó.

Y añadió: “En ciudades como la nuestra, que es semiturística, no es determinante para hacer el balance final, acá intervienen actores diferentes”, indicó.

Salomón refirió que la problemática del consumo no está centrada en la baja: “Hablo de Villa María y este sector regional”, completó Salomón.

Falta de productos

Por otro lado, este medio dialogó con el director ejecutivo de la Asociación de Empresarios Región Centro Argentino, Ignacio Tovo, quién coincidió con su par de Acovim. “Medimos el impacto de nuestra ciudad y en el caso de Villa María la baja en ventas es casi nula, no hay una caída y es prácticamente igual al año pasado”, señaló.

“Lo que sí notamos es que los problemas hoy no solo pasan por lo que es el constante reajuste de precios, sino también que se suma algo que consideramos muy grave como el faltante de mercadería”, expresó Tovo.

También explicó que no hay cadena que no posee algún faltante o insumo para la venta. “Eso se repite en todas las cadenas, en algunos casos es más profundo, como los artículos deportivos, alimentos a diario con alimentos puntuales”, dijo.

De esta manera, el referente de Aerca manifestó que, tras reflejarse el faltante de productos, produce que se dé un aumento de las mercaderías disponibles. “Por una cuestión lógica de la economía, mientras menos ofertas, más caro el producto que se vende”, sostuvo.

Inflación

En este punto, el reconocido comerciante de la ciudad señaló que, con respecto al consumo, lo que más preocupa es la inflación. “Creemos que es altamente necesario ponerle un freno, ya que puede ser determinante para futuros problemas y los riesgos de que todo siga aumentando, por supuesto que no contribuye al buen desempeño de la actividad comercial”, dijo.

En torno al tema, Tovo consideró que se encuentran esperando que el Instituto Nacional de Estadística y Censos publique los datos del mes de abril. “No obstante, las proyecciones hablan de que estarán cerca del 6% (6,7% en marzo de 2022 ) o un poco más y en algunos rubros como el alimento la inflación sabemos que es mayor a eso, solo que en el contexto final termine de impactar en una proporción”, dijo. “Con un agravante de que nada para de ajustarse, incluso en la falta de mercadería que es lo más grave. Todos los rubros, mantienen un problema de abastecimiento”, dijo Ignacio Tovo, analizando el panorama comercial de la ciudad.