Villa María | verano | noche-villamariense | karaoke

“Algunos vienen a cantar al karaoke porque es una terapia para ellos”

Por medio de propuestas de iniciativa privada y como parte del Programa de Verano de la Subsecretaría de Cultura, la iniciativa se impone en la noche villamariense. Es una actividad que “desestresa”, indicaron

“Cualquiera puede cantar” es lo que propone el “karaoke”. Si se tienen suman las propuestas de iniciativa privada, se puede cantar de miércoles a domingo en las noches villamarienses.

Como parte del Programa de Verano de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Villa María se suman a la actividad del canto las noches de los miércoles 9, 16, 23 y 30 de enero. 

En esas jornadas en el escenario Meinardi (frente al Polideportivo Guillermo Evans) y a partir de las 20.30 horas habrá un espacio abierto de participación con karaoke y otras actividades musicales.

PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con los propietarios de bares de la ciudad en los que el karaoke “ya es un clásico”.

Antonio Alves, gerente del Café de la Música, señaló: “Acá en el café hace 11 años que hacemos karaoke, los miércoles, jueves y domingos”.

El empresario dijo: “A la gente le gusta mucho cantar. Algunas noches hay 30 cantantes y a veces alcanzan a cantar un solo tema cada uno”. 

Para el gerente del café céntrico, la gente llega “muy entusiasmada” para cantar. Alves agregó: “Hay personas que cantan muy bien y otros han progresado un montón a lo largo del tiempo”. 

Indicó que incluso algunos dedican tiempo extra a esta actividad fuera de los días de karaoke. “Empiezan a ir a tomar clases de canto porque se entusiasman”, afirmó. 

“El karaoke te desestresa”, dijo y agregó que “algunos vienen a cantar al karaoke porque es una terapia para ellos”.

Economía

El gerente explicó que esta actividad le suma beneficios económicos a su empresa. “Defendemos un poco la economía del bar con el karaoke”, subrayó.

“Como hace muchos años que lo hacemos, la gente está acostumbrada y sabe que llueva o truene el karaoke se hace de igual manera”, dijo Alves. 

“Hay un grupo que es habitué, pero varía mucho porque viene mucha gente de afuera. La gente de los hoteles pregunta dónde hay algo para divertirse y los envían al bar. En épocas de vacaciones hay gente que viene todos los años”, dijo Alves. 

 Por su parte, el dueño de Genova Restobar (exTiziana), Nicolás Farias comentó: “Los karaokes se hacen los viernes y sábados y la mayoría de las veces trabajamos con la misma clientela”. 

Con respecto al ambiente de los espacios dijo: “El que viene se anota, cante bien o cante mal, nadie lo va a discriminar. Está totalmente autorizado a cantar cualquier persona. Nosotros sólo queremos que se diviertan”, concluyó Farias.

El rango de edades de los participantes va desde niños hasta adultos de 60 años, coincidieron los empresarios del sector. “Hay de todas las edades y se llevan perfectamente bien”, indicaron.

Ante la consulta sobre la venta de equipamiento hogareño para realizar karaoke, Renato de la cadena Pardo, afirmó: “Este fin de año, los equipos de karaoke se vendieron más que otros años. Van en los rangos desde los más baratos de 3500 peso a los equipos grandes de más de 20.000 pesos”.

“La gama media es la que más se vendió. Son equipos con doble entrada de micrófono, bluetooth, luces, pero no tanta potencia”, dijo el vendedor.



Roque Guzmán.  Redacción Puntal Villa María

 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas